Tenue cambio en las retenciones móviles generó rechazo del agro

Estableció nuevos topes. La soja tendrá como máximo una tasa del 52,7%. La entidades agrarias reaccionaron con dureza: paro y movilización para el lunes.

Tras 79 días de conflicto desde la puesta en marcha de la polémica resolución que aumento las retenciones móviles, el gobierno anunció ayer de manera unilateral la modificación de la norma y se establecieron nuevos topes para las retenciones móviles sobre las exportaciones de granos.

La medida fue anunciada sin la participación de las entidades agropecuarias, que la rechazaron, ratificaron las medidas de fuerza y convocaron a un paro general en el interior para el lunes 2 de junio (Ver abajo).

Ahora, los impuestos a las utilidades de soja tendrán como máximo una tasa del 52,7 por ciento, frente al 78% prevista en el esquema del 11 de marzo.

Así, si el precio internacional de la tonelada supera los 600 dólares se modificarán las tasas de la resolución original y habrá nuevas retenciones efectivas. Lo mismo ocurrirá con el girasol (52,7%); en cambio en el trigo el máximo será del 41,6% y en el maíz del 45%.

El anunció oficial estuvo a cargo del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y del ministro de Economía, Carlos Fernández, en una presentación que se realizó en la Casa de Gobierno.

Junto a los funcionarios estuvieron los gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli; de Entre Ríos, Sergio Uribarri; de Salta, Juan Manuel Urtubey; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de Tucumán, José Alperovich; de La Pampa, Oscar Jorge, y de La Rioja, Beder Herrera.

La nueva iniciativa será plasmada en una resolución que se publicará el lunes en el Boletín Oficial.

De acuerdo con el nuevo esquema, las retenciones a los granos se dividirán en tres tramos.

Hasta un determinado precio se mantendrá la resolución 125 -que dio origen al conflicto- luego se establecerá una banda hasta un precio tope donde regirá una tabla prefijada, y luego de ese límite se abrirá otra etapa de discusión.

En el caso de la soja se mantendrán las alícuotas de la resolución 125 hasta que el precio del cereal alcance los 600 dólares .

Entre los 600 y los 750 dólares regirá una nueva tabla, que para el límite superior significa una reducción del derecho de 58,5 por ciento a 52,7 por ciento.

Para el trigo, hasta 450 dólares regirá la resolución 125, y hasta 600 operará la nueva tabla, que significa que la retención máxima se reduce a 41,6 por ciento.

En el caso del maíz hasta 300 se paga lo dictado por la resolución 125, entre los 300 y los 400 se abona lo que determina la nueva tabla y en el límite la retención caerá de 53,8 por ciento a 45 por ciento.

En el caso del girasol hasta los 700 dólares opera la 125, entre 700 y 900 dólares opera la tabla; y en este caso la alícuota de 59,9 por ciento a 52,7 por ciento.

Respecto de los monotributistas, podrán acceder aquellos que produzcan hasta 30 hectáreas, que derivaría en una facturación de 140.000 pesos.

El gobierno lanzó la medida en forma unilateral sin que contará con el consenso de las entidades agropecuarias. Pese a esta situación tanto el jefe de Gabinete como el ministro de Economía confiaron en que el campo aceptará al propuesta, algo que minutos después del anuncio fue negado por los propios ruralistas.

Alberto Fernández definió el esquema de retenciones como una "herramienta válida para la redistribución de la riqueza" y volvió a acusar a los dirigentes del campo de tener "una formidable incapacidad para dialogar".

La tercera huelga de agricultores en rebeldía fiscal ha puesto en jaque a economías regionales y amenaza millonarias exportaciones, en un conflicto que está en un callejón sin salida.

Pueblos y ciudades de provincias argentinas que basan sus economías en la producción agrícola y ganadera y sus derivados, advirtieron sobre la paulatina caída de la actividad comercial e industrial.

Mientras el campo alienta a un cese de actividades para el lunes, otra nutrida movilización de miles de manifestantes se realizó ayer, pero bajo la consigna "Campaña contra el hambre y la inflación, y por la socialización de la riqueza y la soberanía alimentaria". Fue organizada en Buenos Aires agrupaciones de izquierda.

En Las Parejas (400 km al norte), una ciudad de 20.000 habitantes en la provincia de Santa Fe, las ventas de las fábricas de maquinaria agrícola cayeron entre 40 y 50% en marzo-abril en relación a igual lapso del 2007, según una fuente empresarial.

(DyN y AFP)


Comentarios


Tenue cambio en las retenciones móviles generó rechazo del agro