Tevé por internet

Sin sintonizadores también podemos mirar televisión. Internet reemplaza nuestra antena o abono de cable y nos permite recibir miles de canales de todo el mundo.





Cuando queremos mirar algún partido de fútbol, una carrera o un evento importante, muchas veces nos encontramos con que nuestros distribuidores de cable no emiten la señal por televisión. Entonces, si tenemos banda ancha, las transmisiones por internet se convierten en una opción salvadora.

En la red podemos encontrar distintas variantes de canales de tevé. Por un lado, la más habitual es cuando un canal de tevé tradicional emite en vivo desde su página web. Es sencillo verlo y no requiere un gran ancho de banda, pero su calidad dista de ser excelente, especialmente si lo vemos a pantalla completa.

Si no queremos ir sitio por sitio para hacer "zapping virtual", en www.medinalia.com/tv encontraremos más de 1.600 canales de tevé de diversos países.

Pero también hay servicios más organizados; es decir, existen proveedores que, de forma similar al de cable o al de la tevé satelital, ofrecen, por un pago mensual, varias señales a través de la conexión de Internet. Esto es lo que se denomina IPTV (Internet Protocol TeleVision).

El hecho de tener control sobre la calidad de la señal se convierte en uno de los elementos más importantes que diferencian a los entornos IPTV del acceso a señales de tevé en la web. Por un lado, esta diferencia permite al operador garantizar la calidad de señal y el ancho de banda mínimos para ofrecer el servicio sin problemas de cortes, pixelados, etc. Sin embargo, para garantizar esta calidad de emisión, el operador utiliza una infraestructura de red cerrada. La preparación de una red de estas magnitudes supone una fuerte inversión de capital. Por otro lado, el uso de esta red privada entre el usuario y el operador permite una interacción directa entre ambos. Como ejemplos podemos citar el servicio Imagenio de Telefónica (www.telefonica.es/tol/ imagenio. html) y Jazztelia (www.jazztelia.com).

 

Imagenio: tevé a través de ADSL

 

Muy pronto desembarcarán en todo el mundo los Triple Play (proveedores de telefonía, internet y tevé). Sin embargo, en Europa y en los Estados Unidos ya han comenzado a ofrecer estos servicios.

En España, uno de los proveedores es Telefónica, que ofrece su servicio Imagenio (http://imagenio.telefonicaonline.com), el cual es ni más ni menos que un paquete de canales de tevé que, en lugar de llegar por videocable o vía satélite, lo hace a través de la conexión ADSL de Internet. Imagenio, que en 2007 sumó un millón de abonados, ofrece canales de tevé de todo el mundo, películas on demand (se pueden comprar on-line) y canales de audio digital.

Como sucede con los proveedores de tevé por cable, podemos comprar eventos especiales o paquetes con señales premium. Por ejemplo, actualmente ofrece una grilla de canales de interés general y entre seis y treinta canales temáticos según el paquete que elijamos. Hoy en día, por un euro más ofrece una grilla de canales de tevé latinoamericanos, entre los que se incluyen Telefé, El Canal de las Estrellas, Caracol y TV Azteca. Uno de sus puntos fuertes es el precio, ya que es algo menor al de la tevé por cable. El paquete básico (30 canales de TV y 15 de audio) cuesta 11 euros, y el familiar (60 canales de TV y 15 de audio), 19 euros (sin IVA). A esto hay que sumarle el decodificador (6,50 euros por mes).

Luego tendremos diversos canales adicionales que podremos elegir, de la misma manera en la que optamos por un menú en un restaurante, o diferentes paquetes (noticias, deportes, series, cine, documentales, etc.). El costo de los canales individuales ronda los 2 euros, mientras que el de los paquetes varía entre 3 y 5 euros. Como vemos, es toda una nueva oferta que se suma (y compite) al cable y al satélite.

 

Tevé peer to peer

 

La Web 2.0 es, esencialmente, una red solidaria y colaborativa; y la tevé por internet no iba a quedarse al margen de esos preceptos. Así fue como, hace un tiempo, nació la denominada TV P2P, que funciona de la misma ma

nera que los programas de intercambio de archivos de persona a persona. Este tipo de video requiere servidores con menor ancho de banda y hace que el servicio no resulte caro o, directamente, sea gratuito (en la mayoría de los casos), debido a que cuando estamos conectados mirando un canal, cooperamos ofreciendo nuestro ancho de banda a otros usuarios y nos beneficiamos todos. Este servicio puede ofrecer un ancho de banda mayor que el streaming común, lo que da como resultado una calidad de imagen y de sonido superior. Sin embargo, al ocupar todo el ancho de banda de nuestra conexión, se complica utilizar al mismo tiempo otra aplicación que requiera internet. Pero si estamos viendo la final de la Copa UEFA, la Fórmula 1 o aquella banda de rock que tanto nos gusta, se justifica sobradamente. Ejemplos de esto son SopCast (www.sopcast.org), TVAnts (www. tvants.com) y Joost (www.joost. com), entre otros.

 

Joost

 

Es, quizá, el mejor exponente de la nueva televisión. Comenzó siendo el "Venice project" y, después de algunos meses, hace poco vio la luz. Este programa es bastante diferente de los demás. Se nota a las claras que detrás hay manos expertas en el tema, como son las de Niklas Zennström y Janus Friis, creadores nada menos que de Skype y de Kazaa. Su interfaz es novedosa y muy atractiva, pero si creíamos que ése solo es su punto fuerte, nos equivocamos: Joost logró acuerdos con la MTV y la cadena VH1 para emitir sus programas, lo cual lo ha puesto un paso adelante de sus competidores.

Su funcionamiento es sencillo: luego de descargarlo, instalarlo y completar el tedioso registro, tendremos un panel con los géneros de los canales. Sólo debemos elegir el que nos interese. Si buscamos algo más específico, tenemos la caja de búsqueda en la parte superior.

También es posible minimizarlo en un sector de la pantalla, así podremos seguir con nuestras tareas frente a la PC, pero lo mejor de Joost es verlo a pantalla completa, ya que ofrece buena calidad de imagen. Si queremos buscar canales o ver los eventos más populares, podemos hacerlo directamente desde su sitio web. También cuenta con la posibilidad de crear blogs y de invitar amigos. Tal vez la mayor dificultad que muchos encuentren esté determinada por los requerimientos técnicos. Éstos son: procesador Pentium 4 o similar, de al menos 1 GHz, Windows XP con SP2 y DirectX 9, placa de video con 32 MB de memoria, 500 MB de espacio en disco y banda ancha de 1 Mbps.

 

SopCast

 

Es una utilidad basada en la tecnología P2P que nos permite ver múltiples canales de televisión a través de internet, e incluso ¡podremos crear un canal propio! Veamos cómo funciona:

1) Debemos registrarnos en el sitio de SopCast y descargar el programa. Hay disponible un visor on-line, más sencillo pero con menos funciones.

2) En la parte inferior hay cuatro íconos, uno de los cuales es Opciones. Al abrirlo nos encontraremos con la posibilidad de definir el idioma, y cambiar el puerto de conexión, en el caso de tener un firewall en la PC. Luego, oprimir Aceptar.

3) Veremos unas pestañas, una de las cuales es Canales, donde tenemos que hacer clic. Nos muestra todas las señales públicas disponibles en SopCast. Podemos ir viendo o buscar por nombre. Entre miles de canales será muy difícil encontrar uno específico, salvo que el nombre de la señal de SopCast coincida con el de la señal de tevé, algo raro. Muchas veces no son los canales de nuestro país los que emiten vía SopCast, sino canales de China o de Japón que le compran la transmisión. Lo ideal es acudir a un sitio que incluya guías de programación (ver "TV Guía"), ya que allí tendremos los eventos más importantes del día y los enlaces para verlos.


Comentarios


Tevé por internet