TGS quiere otro poliducto para el gas de Vaca Muerta

La transportista busca ampliar su negocio en la separación de líquidos. La línea uniría Tratayén con Bahía Blanca.





La planta de Tratayén se construyó recientemente y desde TGS ya planean ampliarla.

La planta de Tratayén se construyó recientemente y desde TGS ya planean ampliarla.

La firma Transportadora Gas del Sur (TGS) tiene en carpeta un proyecto para aprovechar el gas rico de Vaca Muerta. Se trata de un poliducto que unirá Neuquén con Bahía Blanca y que le permitirá incrementar notablemente la cantidad de líquidos que hoy separa del gas.

Así lo dio a conocer el CEO de TGS, Oscar Sardi, quien explicó que están a punto de terminar la obra de los dos gasoductos troncales de Vaca Muerta -el tramo Sur está operativo desde hace algunos meses- y remarcó que “cuando terminemos vamos a estar en condiciones de dejar de lado el transporte para ir al procesamiento del gas”.

En detalle, el plan contempla una ampliación de la planta de tratamiento de gas que hoy poseen en la zona de Tratayén, en el corazón de Vaca Muerta, y que hace pocos meses entró en operación. El objetivo de la firma es ampliar su capacidad delos actuales 5 millones de metros cúbicos de gas por día, para llevarla a los 25 millones de metros cúbicos por día.

En números

573
son los kilómetros que deberá recorrer el poliducto que la firma busca construir entre Neuquén y la zona portuaria.

De esta manera se obtendrá un mayor aprovechamiento de los recursos de la Cuenca Neuquina”, indicaron desde la firma. Y agregaron que la segunda fase de este proyecto contempla la construcción desde esta planta de un poliducto que recorra 573 kilómetros hasta llegar a Bahía Blanca.

En esa zona la compañía cuenta con instalaciones en el Complejo Cerri y en Puerto Galván donde ya se realiza la separación de los líquidos ricos que forman parte del gas natural. De hecho en año pasado TGS procesó en Cerri 400.000 toneladas de etano, 544.000 toneladas de GLP (butano) y 121.000 toneladaes métricas de gasolina natural que fueron exportadas.

El proyecto contempla la construcción del segundo poliducto que conecte Neuquén con el puerto, dado que de momento sólo Compañía Mega cuenta con ese tipo de instalaciones.

La apuesta de la firma, cuya mayoría accionaria corresponde a Pampa Energía de Marcelo Mindlin, se centra en que el gas natural que se extrae de Vaca Muerta es rico, es decir que cuenta con una alta concentración de líquidos que pueden ser separados.

“Esta obra impulsa el desarrollo competitivo del gas no convencional dando valor a los líquidos”, destacaron desde en ese sentido desde la compañía.

Pero el plan de TGS es aún mayor. La propuesta contempla la ampliación de las instalaciones que poseen en el Complejo Cerri, para poder procesar una mayor cantidad de productos y separarlos el propano, butano y la gasolina natural.

La construcción de los dos tramos de gasoductos de Vaca Muerta que la firma está culminando y que en total suman 115 kilómetros y la planta de tratamiento, demandó una inversión de 300 millones de dólares y es una pieza clave en el nuevo plan de TGS dado que permitió captar la nueva producción de gas no convencional de los nuevos bloques de la formación.


Comentarios


TGS quiere otro poliducto para el gas de Vaca Muerta