Torneo Integración: Aciar le simplificó las cosas al ‘Rojo’

El delantero marcó el gol del triunfo sobre Círculo Italiano y generó siempre peligro.

NEUQUEN (AN).- La solidez de la línea de fondo y un mejor manejo de la pelota en el medio campo, le permitieron a Independiente constituirse en dominador del partido que ayer le ganó a Círculo Italiano por 1 a 0, en la apertura de la zona Oeste del torneo Integración. Pudo haber aumentado la diferencia, pero fracasó en el momento de rematar al arco en las situaciones que creó.

Desde el arranque el local demostó rasgos de superioridad, ante un rival que insinuó algunas cosas interesantes para lanzarse al ataque, pero se desdibujó cuando tuvo que pisar el área del arco defendido por Peralta.

La endeblez de la defensa visitante quedó en evidencia a poco de comenzar el juego, fundamentalmente cuando el local atacó con centros cruzados. En una de esas llegadas, en la que los defensores se quedaron haciendo piruetas, Aciar conectó de cabeza la pelota después de un pique y marcó el único gol.

La otra gran ocasión la tuvo también Aciar, cuando enfrentó sin marcas a Leal, pero su remate se fue por un costado.

En el complemento las cosas no variaron sustancialmente. Independiente mantuvo la seguridad de sus defensores centrales, Erazo y Cerda, y en el medio García, Pintos y Parra “pellizcaban” cuanta pelota pasaba cerca de ellos.

Para Círculo sólo le quedó intentar la igualdad a través de algún esporádico contraataque, pero no le alcanzó para cambiar la historia del encuentro en Neuquén.

San Pablo lo dio vuelta en apenas diez minutos

NEUQUEN (AN).- San Pablo tuvo un gran debut en el Integración. Ante un rival complicado, dio muestras de sus condiciones y sacó adelante un partido en que estaba dos goles abajo. Doble mérito para el elenco cipoleño que derrotó de visitante, por 3 a 2, a Maronese – subcampeón neuquino- y además fue el único equipo de la Confluencia que logró cosechar tres puntos en la primera fecha del torneo.

La primera etapa encontró mejor parado a Maronese que presionó a su rival desde el primer minuto.

En la primera media hora, prácticamante lo hizo jugar en su campo, y se vieron obligados a apelar al pelotazo para llegar en ofensiva.

De todas formas, los cipoleños se pararon bien atrás y contuvieron, en parte, la arremetida del local, que encontró la ventaja tempranera a través de un cabezazo de Fuentes. Esto le permitió jugar tranquilo y creó varias situaciones de gol.

En el complemento, San Pablo puso lo mejor y fue a buscar el partido, arriesgándose a que el local, de contragolpe, liquidara la historia.

El equipo neuquino parecía tener todo bajo control, pero dos goles en dos minutos lo desconcertaron por completo, y cuando todavía no había asimilado el trago amargo, Marcelo Martínez, el goleador de la tarde, anotó el tercero.

San Pablo lo había dado vuelta en diez minutos, y tuvo un par de situaciones claras para ampliar la diferencia. A pesar del impacto, Maronese siguió buscando el empate hasta el final, pero los nervios le jugaron en contra, y le faltó claridad a la hora de definir.

Un duelo de goles

CENTENARIO (AN) – Gol a gol, emoción a emoción, Centenario y Catriel promovieron un partido que mantuvo el interés hasta el momento en que el árbitro le corrió el telón. Parecía que los tres puntos quedaban en la ciudad, pero en tiempo adicional los rionegrinos se jugaron la última carta con habilidad y astucia para sellar un 3 a 3 que, tal vez, fue demasiado premio para el visitante. Pero también puede considerárselo un premio a no bajar los brazos.

Los locales dejaron la cancha con el sabor de la bronca, por haber dejado un partido que lo tenían en el bolsillo; la contracara de la alegría la mostraron, obviamente, los catrielenses.

El que ganó fue el espectáculo, porque en un desarrollo que tuvo tantos altibajos como cambios el marcador, las alternativas que se fueron plasmando en el marcador le otorgaron un permanente interés, que no se perdió hasta el silbato del final.

Se vieron algunas jugadas de buena elaboración colectiva y de la media docena de goles que abultaron el marcador. Hubo también para todos los gustos. El destacado en el rubro fue Pablo Peña, que marcó dos.

Tal vez porque el arquero Sergio Rodríguez fue el que más trabajó, incluso en una ocasión ante un remate de Floriani lo “ayudó” un poste, y porque ya saboreaban la victoria, para los centenarienses el empate tuvo sabor a derrota.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios