Trastornos para el sistema educativo provincial

NEUQUEN (AN).- El sistema educativo neuquino también sufre trastornos debido al importante número de familias provenientes de otras provincias que se establecen en esta provincia.

El titular de la cartera educativa, Mario Pilatti, dijo que «cada vez hay más niños en el sistema porque la base de la pirámide poblacional es más ancha producto de las migraciones»,

Indicó que la matrícula en el nivel medio creció este año «alrededor de un 5%», potenciada además por el importante número de alumnos repitentes que existen en ese nivel. Sin embargo, en el nivel primario bajó el número de alumnos provenientes de otras provincias.

«El impacto más fuerte este año lo sufrió el nivel medio», dijo Pilatti. Y agregó que el incremento en la matrícula se debe al crecimiento anual de la población.

Explicó que en el año 2001, según datos que arrojó el Censo Nacional, Neuquén creció un 2% anual, la cifra más alta del país.

El otro aspecto sobre el que reflexionó el Secretario de Estado de Educación, tiene que ver con la «cantidad de docentes que vienen de otras provincias», debido a las «prestaciones relacionadas con lo salarial» comparativamente resultan beneficiosas.

«Nosotros aún tenemos los salarios más altos -afirmó Pilatti-. Tenemos aguinaldo y una obra social que funciona».

Para el funcionario el área aparece como una de las mejor ubicadas para los habitantes de otras provincias.

Por su parte, el Subsecretario de Gestión Urbana, Armando Cattáneo, comentó que se está realizando un trabajo conjunto con el área de Planificación Urbana del municipio con la «intención de ordenar los asentamientos» que existen en la ciudad porque «generan inconvenientes».

A criterio del funcionario, los problemas se generan porque «entran en pugna los propios intereses de los que habitan las tomas» y están relacionados con la venta de parcelas «que ellos mismos hacen entre sí».

Además, dijo que surgen a diario inconvenientes con los vecinos que residen en los barrios cercanos a los asentamientos, «que sí están organizados».

Cattáneo reconoció que «la gente necesita ubicarse», aunque opinó que el proceso para obtener un terreno no debe ser desorganizado, ni funcionar como «una imposición».

Enfatizó en que «alguien debe pagar por los servicios públicos» porque quienes ocupan los terrenos «no lo hacen».

Por lo pronto hay 1.600 familias inscriptas en los padrones del municipio a la espera de un lote fiscal.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios