Un corte de luz desnudó falencias en el hospital

Tuvieron que manejarse con velas y faroles en Jacobacci. El grupo electrógeno fue enviado ante la emergencia de Río Chico. Por suerte no se presentó ninguna urgencia para el quirófano.



INGENIERO JACOBACCI (AJ).- Con faroles y velas el personal de hospital “Rogelio Cortizo” de esta ciudad debió afrontar el corte de luz del pasado domingo.

A la falta de vehículos y otros elementos, se le suma la de un grupo electrógeno que permita garantizar la prestación de todos los servicios ante los cortes de luz.

Por causas que Edersa trata de establecer, el pasado domingo la Región Sur se quedó sin luz durante unas cinco horas. En esta ciudad el corte se produjo entre las 19:25 y las 22:40, tiempo en el cual los trabajadores del hospital debieron recurrir a faroles a gas, velas y fósforos para mantener iluminadas las salas de internaciones y atender a los pacientes.

“Muchas veces, cuando nos quedábamos sin luz, nos suministraban energía desde Maquinchao donde hay motores generadores, pero el domingo tuvimos que recurrir a faroles, velas y hasta fósforos o encendedores para poder alumbrar. Por suerte no hubo ninguna urgencia ni estaba en funcionamiento la incubador o algún otro aparato eléctrico. No sabemos qué hubiera ocurrido sin ante una urgencia había que usar el quirófano”, señalaron trabajadores del nosocomio.

Ante la falta de un grupo electrógeno el hospital tiene un farol a gas por sección y carece de equipos de luz de emergencia. El domingo los enfermeros y médicos recorrían las salas de internación alumbrando con faroles o velas para suministrarles los medicamentos a los pacientes internados y atender a los que ingresaron por la guardia.

Los trabajadores calificaron como “una vergüenza” que un hospital regional como el jacobacino que atiende más de 2500 consultas men

suales y derivaciones de localidades vecinas esté pasando tantas penurias. “Además de no contar con un grupo electrógeno, que es fundamental, hoy el hospital no tiene ambulancias ni vehículos apropiados para salir al campo. Cuando te pasa una cosa de estas tenés que recurrir a la buena voluntad de los vecinos y de los empleados que ponen todo de sí para que las cosas salgan bien. Es una vergüenza”, señalaron.

Desde hace por lo menos dos años las autoridades del nosocomio vienen gestionando ante la provincia una ambulancia, un vehículo 4×4 para atención de la zona rural y un grupo electrógeno. El pedido fue reiterado al ministro de Salud, Francisco Buzzo, cuando visitó esta ciudad el pasado 30 de julio. Sobre el envío de vehículos, el funcionario afirmó que el problema se solucionaría en forma parcial en octubre o noviembre con la compra de 30 ambulancias.

Respecto del grupo electrógeno, les dijo que gestionarán ante Edersa un generador que el gobierno le pidió prestado a la empresa.

La difícil situación vivida por Río Chico luego del temporal de lluvia y nieve y la crecida del río homónimo, obligó a Edersa a trasladar el generador que había destinado al hospital jacobacino a esa localidad para abastecer de energía eléctrica ante la caída de varios postes del cableado.


Comentarios


Un corte de luz desnudó falencias en el hospital