Un fiscal ordenó medidas propias de un juez

Es Jorge Criado, quien dispuso allanamientos y detenciones.





NEUQUEN (AN)- El fiscal adjunto de Junín de los Andes, Jorge Criado, ordenó allanamientos y dispuso detenciones de sospechosos, cuando esas atribuciones corresponden exclusivamente a un juez. Cometió las irregularidades durante la investigación del asesinato de las hermanas Buamscha, y por eso está siendo sumariado por orden del Tribunal Superior de Justicia.

Además, Criado -que está propuesto para ascender a juez, pero su pliego quedó congelado en la Legislatura por este sumario- fue acusado de participar de una sesión de apremios ilegales a uno de los sospechosos de cometer los crímenes, que luego fue dejado en libertad.

El fiscal adjunto cometió las irregularidades cuando en Junín estaba presente el ministro de Seguridad, Luis Manganaro, quien se trasladó a esa localidad para presionar por un rápido esclarecimiento de los asesinatos.

El juez que estaba al frente de la causa, Rolando Lima, también está sumariado y además suspendido en el cargo, pero por otros motivos que nada tienen que ver con el crimen de las hermanas Buamscha: se sospecha que participó de una maniobra para liberar a un peligroso delincuente condenado en Córdoba.

Las hermanas Buamscha fueron asesinadas el 20 de marzo pasado. Casi de inmediato se produjeron varias detenciones, entre ellas las de los hermanos Pablo, Sergio y Darío González. Los dos últimos recuperaron la libertad rápidamente, pero Pablo quedó imputado por los crímenes junto con otro joven que aún sigue en esa condición, Luis Aboy.

Los González son jóvenes desocupados, indigentes (recuerdan mucho a los marginales detenidos a poco del primer triple crimen de Cipolletti) y viven en automóviles abandonados en un predio.

Fuentes consultadas por este diario revelaron que ese predio fue allanado a las cuatro de la mañana por disposición del fiscal adjunto Criado, y en esa ocasión los detuvieron.

Allí se habrían producido tres irregularidades: un fiscal no puede ordenar un allanamiento, y menos un adjunto, y tampoco una detención. Esas son facultades exclusivas del juez, según lo establece el Código Procesal Penal de la provincia. Y por otro lado, los allanamientos sólo pueden realizarse con la luz del día. Estas normas tienen excepciones, que no se dieron en este caso.

La Cámara de Apelaciones de Zapala, que ordenó la libertad de Pablo, fue muy dura con la conducta de Criado. Dijo en su fallo: "Los hermanos González fueron arrestados, en rigor detenidos, como resultado del operativo dirigido por el señor fiscal de instrucción (...) Vale decir que la regularidad de esta diligencia deberá ser investigada no sólo por la circunstancia de haber ordenado el arresto quien no podía hacerlo, sino porque los González fueron aprehendidos en un lugar distinto de la escena del crimen".

La Cámara de Zapala envió una copia de su fallo al Tribunal Superior de Justicia ya que del expediente surgen "excesos funcionales" que ameritan una investigación. Así comenzó el sumario contra Criado, a principios de este mes.

En simultáneo, Pablo González denunció que Criado presenció los apremios ilegales que sufrió mientras estuvo detenido, y eso también se está investigando.

Criado estaba propuesto por el TSJ para ascender a juez, con la oposición de la Asociación de Magistrados y del Colegio de Abogados. Como ya informó "Río Negro", casi no tiene antecedentes y su única actividad antes de ser designado fiscal adjunto fue como dueño de una inmobiliaria y una constructora en el Gran Buenos Aires.


Comentarios


Un fiscal ordenó medidas propias de un juez