Un muro transforma aldeas en cárceles al aire libre

Alambradas de púas, fosos y muros de hormigón se levantan para aislar a varias aldeas de Cisjordania, donde el gobierno israelí confisca tierras productivas para "me

Seis de los invernaderos del palestino Hassan Kharouf han quedado sepultados bajo una muralla que atraviesa su terreno, como parte de una medida de seguridad israelí que los palestinos ven como un impedimento para sus sueños de independencia Israel está a punto de culminar el emplazamiento de los primeros 150 kilómetros de una muralla de bloques de concreto y cercado electrónico para supuestamente proteger una docena de asentamientos judíos en territorio ocupado, aislando a unos 50.000 palestinos del resto de los habitantes de Cisjordania.

Un estudio del Banco Mundial calculó las repercusiones económicas y humanitarias de la enorme muralla que se erige rápidamente alrededor de Qalqiya, una ciudad comercial que ahora se encuentra acorralada por paredes y con una salida única hacia el este, vigilada por militares israelíes. «En la actualidad, Qalqiya es una cárcel al aire libre. Sólo nos sentimos libres cuando miramos al cielo, pero no tenemos alas», dijo Kharouf, de espaldas a la muralla de 10 metros de alto «Los israelíes han perjudicado mi negocio, pero rechacé su ofrecimiento de compensación, por principios», agregó Israel informó que el propósito de la muralla ha sido el de interrumpir las infiltraciones de atacantes suicidas y militantes armados palestinos, pero agregó que esto no es antecedente para una eventual demarcación de frontera en un acuerdo final.

La construcción continúa a pesar del cese del fuego declarado en junio por facciones militantes palestinas Según diplomáticos, el trayecto de la muralla, que a menudo se desvía hacia el este de la frontera con Israel, po

dría servir para una anexión eficaz de terreno y perjudicar el plan de paz para Oriente Medio, apoyado por Estados Unidos y que contempla la creación de un Estado palestino para el 2005 La asesora de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Condoleezza Rice, presionó a Israel en junio para que detuviera la construcción de la muralla «En principio, Washington no se opone a esta muralla pero, debido a su trazado, duda de lo que Israel ha dicho acerca de que su único propósito es la seguridad y que no tiene trascendencias políticas ni fronterizas», dijo un diplomático occidental El primer ministro israelí, Ariel Sharon, se opuso a las presiones de Rice. «Le dijo que si tuviera que escoger entre funerales y la muralla, escogería la muralla», relató un funcionario israelí.

Líderes israelíes han dicho en varias ocasiones que la muralla constituye un recurso momentáneo de defensa que se podría mover o derribar cuando se establezca la paz con los palestinos y existan fronteras reconocidas Sin embargo, analistas israelíes consideran que el recorrido de la muralla, así como la propuesta de que su próximo segmento se desvíe hacia el centro de Cisjordania para rodear algunos asentamientos judíos estratégicos, corresponde con la visión de Sharon de un Estado palestino limitado en el 42% de su territorio Sharon cree desde hace tiempo que las tierras que se elevan sobre el centro y el oeste de Israel, así como el valle de Jordán en el este y una franja de grandes asentamientos que sirve de protección a Jerusalén y casi divide a Cisjordania en dos, tienen que permanecer bajo el control israelí, para su defensa El alcalde de Ariel, un gran asentamiento central construido en la década de 1970, cuando Sharon era el ministro israelí encargado de la repoblación judía de Cisjordania, dijo que funcionarios de la defensa le habían asegurado que Ariel quedaría protegido por la muralla  

Una cerca electrónica de 3,5 metros de alto con sensores susceptibles al tacto y al movimiento conecta una hilera de bloques de 100 metros de ancho que atraviesa terrenos de cultivo palestinos entre Jenin, en el norte, y Qalqiya, en el oeste Alrededor de 12.000 palestinos han quedado en la parte oeste de la muralla frente a Israel. Cientos de parcelas d cultivo han sido aisladas a ambos lados de la muralla y también hubo que derribar decenas de miles de árboles de cítricos y olivos.

Qalqiya es una ciudad de alrededor de 40.000 habitantes próxima a Israel. Los comerciantes israelíes acostumbraban a visitar en masa los mercados baratos de Qalqiya. Muchos empleados de la ciudad trabajaban en Israel.

Pero los buenos tiempos acabaron con las redadas y bloqueos del ejército israelí después de que militantes palestinos lanzaran varios ataques suicidas La muralla podría asestar el golpe de gracia a la economía de Qalqiya, según el alcalde Marouf Zahran El aislamiento ha quebrado a más de 600 negocios, ha elevado la tasa de desempleo al 69 por ciento y obligado a unas 3.000 personas a viajar al extranjero en busca de trabajo, dijo Zahran «Entendemos los sentimientos de los israelíes hacia los ataques suicidas. Si esta muralla se quedara en la frontera oeste con Cisjordania, la aceptaríamos. Pero nos está costando tierra palestina. Los extremistas deben ser castigados, pero castigarnos a todos los fortalece más», agregó El factor clave aquí «es el aislamiento, la separación de comunidades de sus fuentes primarias de ingresos, tanto en Cisjordania como en Israel», señaló el Banco Mundial en un informe .La muralla también interrumpirá redes de irrigación y de educación, así como servicios sanitarios, según el informe. (Reuters)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios