Un nene de dos años perdió una falange en una plaza de Roca

Se lastimó en un juego que estaba roto en un predio a orillas del canal principal de riego. Le amputaron parte del dedo medio. El Municipio culpa a “vándalos” y clausuró el sitio.

#

Lisandro tendrá que llevar la mano vendada por otros 45 días.

La estadía en una plaza de Roca para estrenar una bicicleta nueva y pasar un tiempo al aire libre terminó en una pesadilla para un nene de dos años y su mamá. Es que uno de los juegos estaba roto y el chico se lastimó gravemente. Le amputaron una falange de un dedo y si bien se recupera favorablemente, no se sabe qué pasará con la movilidad de esa mano.

Todo ocurrió en la tarde del viernes 21 de julio, cuando Lisandro (2) llegó con su mamá a la plaza de la Integración que se encuentra en la margen sur del paseo del canal Principal de riego, cerca de calle San Juan.

El niño jugaba con un amiguito de su misma edad y la plaza estaba llena. “Lo saqué tres veces de esa calesita, y se volvía a subir. Estaba lleno de gente. Fue en un instante, gritó y corrí. Lo alcé y tenía su dedo como si le hubiera explotado algo”, recordó su mamá, quien prefirió reservar su identidad.

De inmediato salió junto a una amiga hacia una clínica de la ciudad, en donde 40 minutos después lo revisó un traumatólogo infantil. En un principio el diagnóstico era de fractura expuesta e ingresó a quirófano, pero al salir le indicaron que fue necesario amputar parte del dedo medio de la mano izquierda del pequeño.

El niño se fue de alta con un yeso tras tres días de internación. “Me dijeron que tiene 45 días más de venda y luego la rehabilitación. Como es un chiquito se considera un caso grave, porque no saben qué va a pasar con su evolución, si va a recuperar la movilidad de la mano o si eso será un impedimento para cuando sea grande y quiera ingresar a un trabajo”, manifestó preocupada la mamá.

“Lo que quiero es que no le pase a otro que venga atrás; no quiero ni pasar con el auto por ese lugar, pero se que el juego sigue igual”, cuestionó la madre.

“Río Negro” estuvo ayer en el lugar donde ocurrió el accidente y el juego se encontraba sin el volante ni ningún tipo de señalización que alerte sobre el peligro. Incluso otros niños hacían uso del mismo. En el lugar se observaron otras roturas, como en los sube y baja, que están sin los asientos.

Culpan al “vandalismo”

El espacio en donde ocurrió el accidente está ubicado en la calle Gadano al 1.500, pocos metros antes de la intersección con calle San Juan y cuenta con juegos desde el 2013. Se inauguró tras un convenio del Club de Leones con el municipio. El club donó los juegos y el municipio se ocupó de instalarlos junto con los bancos y cestos que conforman la plaza.

El secretario de Obras Públicas, Raúl Néboli, informó que los arreglos de los juegos “son constantes” no sólo en ese lugar, sino también en otros espacios recreativos para niños.

“El volante de la calesita estaba puesto una semana antes. Hasta el rulemán sacaron”, aseguró el funcionario.

Néboli dijo que debido al accidente se dio la orden de clausura del juego.

Además se confirmó que en la plaza está vigente un seguro de responsabilidad civil contratado por el municipio.

“No saben qué va a pasar con su evolución, si va a recuperar la movilidad de la mano o si eso será un impedimento cuando sea grande”.

La mamá de Lisandro expresó su preocupación.

Inicialmente el diagnóstico era que se trataba de una fractura expuesta, por lo que fue llevado al quirófano, pero luego le amputaron la falange.

Datos

“No saben qué va a pasar con su evolución, si va a recuperar la movilidad de la mano o si eso será un impedimento cuando sea grande”.
Inicialmente el diagnóstico era que se trataba de una fractura expuesta, por lo que fue llevado al quirófano, pero luego le amputaron la falange.

Comentarios


Un nene de dos años perdió una falange en una plaza de Roca