Un neuquino se ganó un lugar en Estados Unidos

Carlos Martínez se radicó hace 20 años en Miami, donde formó su equipo de karting.



Hace unos 20 años Carlos Martínez decidió dejar Argentina en busca de un futuro mejor y desembarcó en Miami, donde después de mucho trabajo armó un equipo de karting, al que después incorporó algunos autos y en los últimos tiempos alcanzó notoridad porque sumó a Emmo Jrs, hijo del legendario Emerson Fittipaldi, quien fuera dos campeón de Fórmula 1 y ganador de las 500 Millas de Indianápolis.

Martínez, quien trabajó en silencio durante muchos años y fue consolidando su equipo de karting, se convirtió en anfitrión de muchos argentinos que pasaron por Miami.

Nació en Río Negro, pero creció en Neuquén, hasta que en el 2000, en medio de la crisis en Argentina, decidió emprender el desafío de viajar a Miami en busca de una mejor posibilidad laboral.

Martínez recordó que “llegué a Miami en noviembre del 2000, con 600 dólares, que me durante tres días. Fue duro, la pasé mal, hasta que conseguí trabajo en una pista de karting de alquiler”.

“Parece mentira, pero son casi 20 años en Miami, y 16 desde que conformé mi propio equipo, el Internacional Motorsport”., reconoció Martínez, quien empezó de abajo, con lo justo y necesario.

Dos de los nuevos autos que tiene el Internacional Motorsport. Gentileza.

Agregó que “más de una vez junté hasta las últimas monedas para afrontar los gastos del equipo. Pero, poco a poco me gané un lugar”.

Emmo Fittipaldi probó en Miami. Gentileza.

Martínez destacó que “primero nos hicimos fuerte con los karting. Después, empezamos a agrandar la estructura, con un Nissan y un Fórmula 4, que fue el que probó Emmo Fittipaldi”.


Comentarios


Un neuquino se ganó un lugar en Estados Unidos