Una empresa crea mini réplicas humanas en 3D

El estudio recrea figuras exactas de sus personajes reales con un escaner 3D. El servicio también se utiliza para crear figuras para tortas de casamiento.



#

Esculturas humanas de 14 centímetros.

IMPRESION

Es un cuarto oscuro y vacío. Las paredes y el techo son negros, al igual que el estante en el que reposan cuatro computadoras, una al lado de la otra. En cada esquina, hay una cámara y, debajo, un proyector. En el medio, se erige una pequeña tarima rectangular. Allí es donde ocurre la magia y allí me coloco yo.

Sonríes mirando a una de las cámaras y mantienes la pose durante dos segundos y medio, en los que luces blancas e intermitentes invaden la habitación. El tiempo es suficiente para que el escáner te mida en el espacio y trace, en las computadoras, dos millones de puntos que conformarán tu figura desde todos los ángulos. Así comienza la aventura de petrificarse en miniatura, y no precisamente por el frío.

ThreeDee-You es el nombre del lugar donde esto sucede. Se trata de un estudio ubicado en el tercer piso del inmueble número 9 de la calle Hortaleza, en Madrid. Cleto de Matos es su director. “Hoy en día la gente no va a estudios de fotografía, a menos que sean modelos o trabajen en publicidad. Por eso, la gente disfruta esta experiencia, por la preparación”, cuenta.

Sin embargo, el producto que entrega a sus clientes dista mucho de ser una foto tradicional: “De esas tenemos millones. Las guardamos, nunca se ven, no son ya un recuerdo. Esto, en cambio, es especial, único, personal y sí lo van a ver”. Con esto, De Matos se refiere a la foto-escultura. Y a eso me va a dejar reducida.

En 2010, el portugués De Matos y su estudio fueron pioneros en España y en el mundo. Se adelantaron, incluso, a los japoneses, quienes en 2012 estrenaron su primer estudio tridimensional, en el que la pose se debía mantener por 15 minutos.

“Usamos el escáner de personas más rápido del mundo”, argumenta De Matos, quien enumera una lista de países de procedencia de sus clientes: Suecia, Indonesia, Holanda, Francia, Alemania e, incluso, Japón. Asegura que, sumados a los españoles, han sido miles los que se han petrificado en sus estudios, en los últimos cuatro años. Su récord está en más de 40 personas en un día. Pero De Matos no da más detalles. “Llegar aquí costó mucho”, explica en castellano perfecto, con un leve acento portugués que no se ha ido a pesar de los 27 años que lleva en España. Llegó a Madrid en 1987 como director de una marca de zapatos de su país de origen.

A diferencia de lo que hacen en Japón, en ThreeDee-You no utilizan fotos o vídeos para realizar las esculturas: es obligatorio que la persona vaya a los estudios, la necesitan de cuerpo presente.

Y eso fue precisamente lo que hizo un grupo de amigos en 2011. Querían regalarle algo especial a una pareja que se iba a casar y cada uno fue con algo gracioso que lo caracterizara. Uno de ellos llevó un váter, y se inmortalizó sentado en él.

Fuente: Elmundo.es

SoPMKuQScVQ


Comentarios


Una empresa crea mini réplicas humanas en 3D