Una falsa alarma movilizó a taxistas



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Alguien que evidentemente conoce los códigos que alertan y convocan a los taxistas transmitió “en broma” un mensaje por la frecuencia que utilizan los choferes avisando sobre un asalto y convocó a sus compañeros hasta un barrio alejado de Bariloche donde -aseguró- se había refugiado el asaltante que lo había atacado.

Varios taxistas con sus respectivos móviles y también dos patrulleros policiales se acercaron rápidamente al lugar señalado, pero allí no encontraron al denunciante ni tampoco signos de una persecución, como había señalado la supuesta víctima.

Unos minutos después se convencieron de que les habían jugado una broma de pésimo gusto y todos volvieron a sus tareas, no sin antes manifestar su enojo por una burla sobre un tema tan sensible como es la inseguridad de la que resultan habituales víctimas los taxistas.

El episodio se produjo el martes por la noche, cuando una experimentada operadora de una central de taxis recibió el llamado de la presunta víctima de un robo con armas, que describió a los supuestos asaltantes y aseguró que los había perseguido hasta un domicilio del barrio Pilar II, ubicado en el Alto y a más de 10 kilómetros del centro de la ciudad.

La persona que llamó demostró tener amplio conocimiento de los códigos que movilizan a los taxistas y convenció a la operadora, porque incluso brindó la identidad de una unidad que en esos momentos estaba fuera de servicio.


Comentarios


Una falsa alarma movilizó a taxistas