Una fiesta del hockey infantil

Durante el fin de semana, se llevó a cabo una nueva edición del Encuentro Patagónico que organiza el Neuquén Rugby Club.

#

Gentileza(Foto: A full estuvieron en el club Azul, para cumplir con esta clásica actividad. )

NEUQUÉN (AN).- Con la participación de 400 chicas finalizó ayer el XIII Encuentro Patagónico de Hockey Infantil. Un encuentro que todos los años organiza el Neuquén Rugby Club. Fueron tres días en los que el predio de San Martín al 8000 se vio colmado de nenas y algunos varones con sus palos y bochas. El Patagónico es un encuentro de hockey infantil que reúne a niñas desde los 4 a los 12 años. Este año, el tradicional encuentro contó con la participación de 16 clubes más el anfitrión. Así, durante el fin de semana se vieron distribuidas por las 20 canchas montadas tanto en la cancha de hockey como en las de rugby, las camisetas de, por ejemplo, los clubes originarios de Comodoro Rivadavia, Calafate Rugby Club y Gimnasio Municipal Laprida. También desfilaron las camisetas de los rionegrinos Catriel Rugby Club, Club Atlético Cinco Saltos, Tiro Federal de Villa Regina y La Bianca (Cipolletti). Pero eso no fue todo también participaron el Club Deportivo Villa Pehuenia, Club Chos Malal, Hockey Charitos (Chos Malal), Las Lajas Rugby y Hockey Club, Limay Hockey (Plottier), Huincul Hockey Club y la escuela municipal de Zapala así como el club Tiro Federal, de la misma localidad. En tanto que de Neuquén Capital sólo se hicieron presentes el Club Universitario del Comahue y el Club Atlético Neuquén. El intenso calor del fin de semana no hizo mella para que todo saliera como se esperaba. Es que no sólo se trata de jugar “partiditos”, todos los participantes del encuentro transforman al club en su casa por tres días. El viernes fue un día dedicado al montado del campamento, en tanto que el sábado, desde muy temprano, se empezó a preparar lo que fue el acto inaugural. Tras la apertura, se realizó una entrada en calor colectiva y luego comenzaron los partidos que se fraccionaron en dos bloques. El domingo se jugó el último bloque de partidos y después de las hamburguesas y los helados se dio por finalizado un fin de semana con mucho color y deporte. “Estamos felices, todo salió muy bien. Superamos nuestras propias expectativas, sabemos que todavía hay cosas por mejorar, pero creemos que fue sumamente satisfactorio”, aseguró uno de los organizadores. Al mismo tiempo que comentó “este año armamos arcos para no usar conos, organizamos fixtures que se puedan llevar a cabo y mejoramos los errores del año pasado”. En definitiva, todo fue una fiesta que llenó el alma de medio centenar de nenas patagónicas.

hockey


Comentarios


Una fiesta del hockey infantil