Una plaza de Provincia y Municipio sin placero

La competencia de los dos gobiernos apuró la consolidación del espacio. Después fue abandonado. Se riega un sector pero no se mantiene. Los vecinos piden que haya un encargado.

1
#

Los bancos son un peligro por la falta de mantenimiento. (Foto: yamil regules )

2
#

Una plaza en barrio Mercantiles entre Abuela Dolores y Ñancu tiene una línea imaginaria y real entre el municipio y la provincia. El espacio verde es compartido por ambos, cada uno con una mitad. Los vecinos sostienen que si bien hubo mejoras, falta mantenimiento y piden un placero.

“La plaza es concurrida y vienen de otros barrios también. Me gustaría que se mantenga, que haya un jardinero que se encargue de sacar los yuyos, y falta parquizar de este lado (sobre Abuela Dolores)”, dijo Verónica Saavedra, una vecina que tiene ubicada su casa frente al espacio verde.

“Siempre estuvo el litigio que una mitad de la plaza era de la municipalidad y la otra de provincia”, comentó.

Sergio Eraso, un vecino del lugar, indicó que en un momento la manzana donde se emplazó iba a ser un loteo pero tras la movilización de los vecinos se creó la plaza y dijo que “el mantenimiento más grueso lo hacen dos o tres vecinas y que son las que riegan permanentemente”.

Expresó que mientras se construía “en un momento era cómico porque parecía que competían entre ellos (municipio y provincia) para ver quien hacía más”.

Una de las mejoras que se ve en comparación de hace más de un año es que hay mucho menos escombros en la parte sobre calle Abuela Dolores.

Entre las últimas obras en el sector que pertenece al municipio hay un triángulo parquizado, en ambos costados mesas y bancos de hormigón. En uno de los lados hay juegos para los chicos.

“Regamos ese triángulo verde porque en la primavera estaba seco. Lo hacíamos con manguera”, dijo Verónica.

Agregó que, con otra vecina plantaron árboles y plantas de lirio y rayitos de sol.

Verónica describió que el municipio contrató a “alguien que viene cada tanto a regar y nada más”.

Otra vecina llamada Gisel sostuvo que “ninguno de los dos lados tiene mantenimiento” y pidió que haya más árboles. Afirmó que “la manguera que se usa para regar es de una vecina”.

Eva Rocca, subsecretaría de Espacio Verdes, apuntó que “se está manteniendo el corte del césped y el riego. Tiene una pequeña parte de verde, y se riega con dos o tres aspersores”.

Rocca sostuvo que “va una persona dos o tres veces por semana y reconoció que “ no hay un placero fijo ahí por ahora” y comentó que es uno de los sectores con “placeros que se van rotando y riegan donde no hay placeros fijos”.

“Que haya un placero. Porque es una lástima porque viene un montón de gente a disfrutar pero no hay nadie que la mantenga”.
Verónica Saavedra tiene su casa frente a la plaza en Mercantiles.


Comentarios


Una plaza de Provincia y Municipio sin placero