Una tormenta descubrió al bosque hundido de Gales

Es prehistórico y estaba sepultado bajo el agua y la arena. Los vientos extraordinarios de 132 km/h dejaron los tocones a la vista. Un viejo mito circula en el lugar.



Los restos de cientos de árboles quedaron expuestos por la marea baja y vientos intensos.

Un bosque prehistórico que quedó sepultado bajo agua y arena hace más de 4.500 años quedó al descubierto tras el paso de una tormenta que afectó al país de Gales, con vientos huracanados de hasta 132 km/hora.

Los árboles petrificados expuestos se encuentran entre las localidades de Ynyslas y Borth, en el condado de Ceredigion.

El bosque está asociado con un mito del siglo XVII que se refiere a una civilización sumergida conocida como ‘Cantre’r Gwaelod’, que en galés significa “Cien Sumergidos”.

El mito

Según los relatos que se han transmitido a lo largo de los siglos, se produjo un desastre y Cantre’r Gwaelod se perdió debido a las inundaciones cuando Mererid, la sacerdotisa de un pozo de hadas, aparentemente descuidó sus deberes y permitió que el pozo se desbordara.

Algunos dicen que en un día tranquilo, pueden escuchar las campanas de la iglesia ahogada de Cantre.

Se cree que la región era en su época tierra fértil con una comunidad protegida por esclusas.

En una versión más reciente, se cree que el vigilante designado para cuidar las puertas era un gran bebedor.

Ahora, los restos de los árboles del bosque quedaron expuestos más claros que nunca por las mareas bajas y los fuertes vientos de la tormenta Hannah.

En 2014, los tocones de espinilla alta fueron visibles por primera vez, pero los lugareños dijeron que pronto fueron en su mayoría recubiertos de arena.

Una tormenta esta semana combinada con la marea baja dejó al descubierto el bosque de la Edad de Bronce.

Troncos gruesos y raíces extensas se vieron en su totalidad por lo que se cree que es la primera vez en miles de años.

Los expertos han encontrado que el bosque sumergido contiene pinos, alisos, robles y abedules.

Se cree que los árboles dejaron de crecer entre hace 4.500 y 6.000 años, cuando el nivel del agua aumentó y se formó una gruesa capa de turba.


Comentarios


Una tormenta descubrió al bosque hundido de Gales