Unicef estimó que cuatro millones de niños necesitan ayuda en Filipinas

El organismo está en el terreno y prepara la distribución de suministros.





EL MUNDO

Los niños que sobrevivieron al Haiyan necesitan ayuda urgente para recuperarse de las secuelas de la tormenta. “Existe una especial preocupación por el impacto en la salud de los habitantes, ya que el tifón ha producido daños en los sistemas de agua y saneamiento”, informó Unicef a través de un comunicado.

Además, según el organismo “los niños también necesitan espacios seguros y protegidos para poder jugar y volver a estudiar, mientras los adultos trabajan para recuperar sus hogares y los medios de subsistencia”.

Unicef informó que envió un cargamento valorado en 1.300.000 dólares para apoyar a unas 3.000 familias. El envío incluye productos destinados a los afectados por el terremoto que azotó recientemente Bohol. Entre los materiales enviados hay tabletas potabilizadoras de agua, jabón, kits médicos, lonas y suplementos alimentarios.

“Es muy difícil llegar a las zonas más afectadas, ya que hay problemas de acceso debido a los daños causados por el tifón a las infraestructuras y las comunicaciones”, afirmó el representante de Unicef en Filipinas, Tomoo Hozumi.

El funcionario explicó que “estamos trabajando día y noche para encontrar la manera de conseguir que estos suministros lleguen a los niños tan pronto como las condiciones lo permitan. Hay más niños afectados de lo que pensamos en un primer momento”.

Unicef Argentina ofrece dos alternativas para canalizar donaciones directas con el fin de asistir a los chicos afectados por el tifón: ingresando a unicef.org.ar/filipinas y/o llamando al 0-810-333-4455.

Fuente: Télam.-


Comentarios


Unicef estimó que cuatro millones de niños necesitan ayuda en Filipinas