UVA: dudas acerca de cómo van a seguir los créditos el año próximo

El gobierno congeló hasta fin de año las cuotas de unos cien mil créditos hipotecarios UVA y Procrear que ajustan por inflación. Pero no aclaró cómo absorberán los aumentos a partir de enero.




El gobierno congeló hasta fin de año las cuotas de unos cien mil créditos hipotecarios UVA y Procrear en el marco de las medidas de urgencia destinadas a mitigar el impacto de la devaluación y traslado a precios. El salto del dólar, que trepó alrededor del 25% desde el lunes, golpea especialmente en los tenedores de estos créditos, que ajustan por inflación. En ese universo, la incertidumbre es qué va a pasar con la cuota en enero, cuando absorba cuatro meses del año de una inflación que amenaza otra vez con ser incontrolable.

El gobierno hizo saber que el presupuesto que enviará el mes que viene al Congreso incluiría una fórmula para ajustar los créditos hipotecarios. Trascendió que podría impulsar la utilización de un índice de aumento de los salarios en lugar del de la inflación. De la diferencia debería hacerse cargo el Estado. Pero será motivo de una discusión parlamentaria.

El ministro del Interior Rogelio Frigerio anunció el jueves el congelamiento de las cuotas de 60.000 créditos UVA para vivienda única de hasta 140.000 Unidades de Valor Adquisitivos y otros 33 créditos Procrear. Son propiedades de hasta $ 5.560.000, según la cotización del UVA, ayer. El beneficio alcanza a un 80% del total.

El gobierno ya había tenido que recurrir a medidas de emergencia al disponer en octubre de un seguro -del que se hace cargo el Estado- para los créditos Procrear. Ahora esos seguros se extenderán a los UVA. Semanas atrás, el gobierno también decidió hacerse cargo de cobertura sobre una diferencia de hasta 10% del ajuste del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER, que se ajusta en base al índice de inflación oficial) por encima del crecimiento del salario (Índice de Variación Salarial, IVS).

A diferencia de la operatoria anterior, cuando se devolvía el monto superior a ese aumento, esta vez el gobierno dispuso que adelantará los fondos los bancos para que pueda descontar el incremento directamente de la cuota. Esto significa que quien tenga un crédito no recibirá aumentos hasta enero próximo.

Los bancos públicos otorgaron el 70% de los créditos UVA, según la estimación oficial. Unos 66.000 créditos son del Banco Nación.

El subsecretario de Vivienda Iván Kerr , de Ministerio del Interior, se reunió ayer con bancos privados y públicos para ajustar la operatoria. “Río Negro” intentó comunicarse con el funcionario para conocer más detalles de la iniciativa, pero no tuvo respuesta.

Los créditos UVA presentan una baja tasa de morosidad , de 0,4%, un porcentaje que está en línea con los niveles históricos de lo créditos hipotecarios. Apenas 479 créditos están afectados de un total de 114.000 créditos que hay hoy en el sistema financiero, según un informe del sitio Reporte Inmobiliario de mayo. El secreto de los créditos reside en que se exige una relación cuota-salario más baja, del 25% para acceder a una línea. En promedio, según ese mismo sitio, está por encima del 28%, antes de la última devaluación. Podría dispararse a partir de este mes.

Los defensores del sistema, que funciona exitosamente en Chile desde hace décadas, sostienen que los alquileres aumentan en la misma proporción de la cuota de los UVA.

Si bien la decisión de gobierno lleva tranquilidad, tiene fecha de vencimiento. Las dudas se concentran en qué va a pasar en enero, cuando deberían aplicarse aumentos superiores a un 20% sobre las cuotas. Y no está claro cómo van a evolucionar los salarios en ese período.


“El impacto en enero va a ser importante”


Christian Buteler, analista financiero.

P-¿Cómo impacta esta decisión en el universo de los tomadores de crédito UVA?

R-Hay que aclarar que no es para todos. Depende de la cantidad de UVA que sacaron en el crédito, Hay un límite en 140.000, que hay que multiplicarlos por el valor de la UVA para tener una idea del valor en pesos. No es lo mismo hoy que hace un año.

P-¿Y en los Procrear?

R-Para todos los créditos Procrear ya se aplica, desde el anterior salvataje, un seguro que cumbre la diferencia entre el ingreso del titular y el valor de la UVA, que se activa automáticamente cuando la unidad UVA haya subido 10 puntos más que los salarios.

P-¿Qué se supone que va a pasar el 1º de enero?

R-No está claro. A pesar del congelamiento, el valor de la UVA sigue corriendo según la inflación. De acá a enero va a haber una inflación importante, que va a cubrir el gobierno. A partir de enero teóricamente se tendría que volver a aplicar el valor de la UVA y va a haber un salto monumental. El impacto va a ser importante. Supongo que el gobierno estará esperando algún reacomodamiento de ingresos de acá a fin de año para que no sea tan duro. Aunque no se puede descartar la cuestión electoral en esta decisión: en 2018 la inflación saltó 50% y nadie tocó nada.

P-¿Imagina un cambio de sistema?

r-Va a depender de quién gane, de cuánto sea la inflación. Alguien va a tener que compensar a los bancos si eso sucede. Lo que trascendió es que en lugar de por inflación, ajuste por Coeficiente de Variación Salarial (CVS), por salarios. En ese caso, también tendrá que hacerse cargo el Estado, porque el banco ajustará por inflación.

P-Para la tradición inflacionaria de la Argentina, es un sistema fallido…

R-Siempre fui opositor a este sistema porque siempre creí que esto podía pasar. No me imaginé que tan pronto… En un país con alta inflación es obvio que este tipo de problemas iban a aparecer. El gran problema es el descalce entre la inflación y los salarios. Si bien una serie larga podría mostrar que se comportan de manera similar, en el medio hay lapsos de seis, ocho meses entre que se desajustan los dos índices y alguien tiene que hacerse cargo.

P-A pesar de todo, la tasa de morosidad hasta el momento es muy baja, ¿verdad?

R-Nadie saca un crédito hipotecario para no pagarlo. La gente hace todo el esfuerzo posible porque nadie quiere tener problemas con la casa. Y muchos créditos fueron sacados en bancos públicos por empleado que tienen acreditación de haberes ahí. La cuota se debita automáticamente. La tasa es similar a la de todos los créditos hipotecarios, los de menor mora en el sistema financiero.


Bajan la nota de la Argentina y advierten riesgo de default


Las agencias calificadoras Fitch y Standard & Poor’s recortaron ayer la nota de la deuda de la Argentina. La primera la bajó dos escalones; de “B” hasta “CCC”, una categoría que indica que hay posibilidades de un default de las obligaciones soberanas. S&P, en tanto, rebajó la nota un escalón de “B” a “-B”.

“El recorte de la nota refleja una elevada incertidumbre política después de las elecciones primarias del 11 de agosto, un severo endurecimiento de las condiciones financieras y el esperado deterioro del ambiente macroeconómico que aumenta la posibilidad de un default de la deuda soberana o de una reestructuración de algún tipo”, dijo Fitch.

Fitch anticipó además que la recesión de este año será más profunda de lo que había previsto, con una contracción del Producto Interno Bruto de un 2,5% -en lugar del previsto 1,7%-, por el deterioro del ambiente macroeconómico y un endurecimiento de las condiciones financieras.

“Estos desarrollos adversos pueden dañar la posición de liquidez en el corto plazo y aumentar los riesgos de sostenibilidad de la deuda”, dijo la agencia.

Según la calificadora, las elecciones resaltaron riesgos de una discontinuidad de las política económica

“Esto ha provocado un colapso de la confianza de los mercados, incluyendo una aguda depreciación del peso”, señaló la calificadora de riesgo. Del total de la deuda argentina, casi un 80% está denominada en moneda extranjera, en un momento que el peso cerró la semana con una pérdida del 19,91% de su valor, recuerda Fitch.

Ayer volvió a ceder por segundo día consecutivo el precio del dólar, pero la bolsa porteña cayó 2,1% y los bonos en dólares volvían a anotar fuertes caídas


El dólar retrocedió, pero subió casi un 25% en la semana


El dólar cerró en $ 57 en el Banco Nación y bajó dos pesos respecto de su cotización del jueves.

En el promedio de bancos y casas de cambio porteños cerró en $ 58,123 y $ 1,59 respecto del cierre de ayer.

Sin embargo en la semana la moneda estadounidense se apreció 24,86% desde los $ 46,547 del viernes pasado, antes de las primarias.

En dólar mayorista finalizó la semana a $ 55 del cierre del jueves (-$ 2.25).

“Una oferta más fluida empujó los precios hacia abajo por segunda jornada consecutiva, acomodándolos en el segundo nivel más bajo de la semana”, señaló el operador Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio, citado por la agencia Télam.

Con un volumen de negocios que alcanzó los u$s 592,2 millones, el Tesoro solo pudo colocar u$s 12 millones de los u$s 60 que subasta a diario.


Facilidades en planes de ahorro para autos


- La Inspección General de Justicia (IGJ) autorizó ayer a las entidades administradoras de planes de ahorro a ofrecer hasta fin de año un diferimiento no menor a 20% de las cuotas de los planes de ahorro a aquellos suscriptores que vieron afectada su capacidad de pago y no deban más de tres cuotas.

- El recupero de este diferimiento se realizará en las cuotas del año próximo y en un plazo no inferior a doce meses.

- También se suspenderá el cobro de los intereses de los pagos fuera de término hasta el 30 de junio de 2020.


Comentarios


UVA: dudas acerca de cómo van a seguir los créditos el año próximo