Vecinos demolieron la casa de los “Bin Laden”

Desbordaron la custodia que montó la policía. La situación en toma La Familia está sin control.

#

Cruda imagen de la violencia. La construcción, de sólida estructura, convertida en ruinas.

Juan Thomes

Neuquén

NEUQUÉN (AN).- Sigue la batalla que se inició la noche del lunes en toma La Familia.

Los vecinos que intentaron linchar a miembros de la familia Soazo y luego les incendiaron la casa, a las 21 del martes la demolieron.

Dicen que no quieren que los “Bin Laden” vuelvan al lugar y afirman: “Si los encontramos o averiguamos dónde se esconden los vamos a ir a buscar y los vamos matar”.

Ayer la tensión seguía latente. La madrugada nuevamente fue eterna para los vecinos y durante la mañana el movimiento por la zona era casi nulo.

La paz duró apenas unas 17 horas tras el primer episodio. Sintiendo sobrepasado los límites de tolerancia se organizó nuevamente y comenzó a demoler los restos de la casa de dos plantas.

Pese a la presencia de varios patrulleros policiales que resguardaban el perímetros para evitar nuevos incidentes, la situación se volvió insostenible y varias personas con herramientas en mano, comenzaron a voltear una por una las paredes de la casa.

En el interior aún se veían algunos muebles y electrodomésticos carbonizados.

“No vamos a dejar nada en pie, para que no tengan nada por qué volver”, advirtió Gustavo Gómez.

Gómez es el verdulero que fue amenazado y agredido en reiteradas oportunidades por los “Bin Laden”. No ahorró palabras y dejó en claro que no quiere volver a ver a esa familia: “Los vamos a matar”, repitió una y otra vez.

“Que ni se les ocurra aparecer y que no nos enteremos dónde están escondidos porque los vamos a matar a todos”, fue el temerario mensaje.

Aclaró que sus vecinos lo acompañan y que se organizaron para vigilar el perímetro, montaron guardia en la madrugada.

Gómez explicó que se coordinaron mediante mensajes de texto y que se mantuvieron desvelados para evitar que alguien se acerque hacia vivienda derruida.

Luego, en horas de la mañana tuvo que trasladarse hasta el edificio de la Ciudad Judicial de calle Leloir.

Aunque no tenía en claro el motivo del llamado, explicó: “Como a los Soazo los sacaron de la casa con heridas de balas, me citaron a mí a declarar”, acotó.

Por su parte algunos familiares de los Soazo, que viven en las inmediaciones, tampoco ocultaron su resentimiento por lo sucedido y dispararon con amenazas para los que se aproximaban hasta el lugar: “Los vamos a hacer mierda a todos”, amenazó un joven de esa familia mientras pasaba por la calle y miraba con desconfianza ante la presencia de este medio en el sitio.


Comentarios


Vecinos demolieron la casa de los “Bin Laden”