Violento choque terminó con un barrendero herido

Ocurrió en las primeras horas de hoy en la esquina de San Martín y Brentana. Uno de los autos embistió a un joven que trabajaba en esa zona y afectó a un tercer rodado.

Anoche se produjo un violento accidente de tránsito en la esquina de las calles San Martín y Brentana, cuando un conductor alcoholizado embistió a un auto y luego a un barrendero que se encontraba realizando tareas en ese sector. Afortunadamente las lesiones, de momento, son consideradas leves, pero restan estudios y existe la posibilidad de que se inicien acciones legales contra el hombre que conducía un gol rojo. Fueron tres los autos involucrados.

El hecho ocurrió pasadas las cero horas de hoy, cuando un Volkswagen Gol, de color rojo que circulaba por la calle San Martín embistió a un automovil marca Fiat modelo Punto, que transitaba por Brentana, manteniendo la prioridad de paso. Tras el choque, el impacto movilizó al Volkswagen que terminó embistiendo a un joven que realizaba tareas de barrido en esa esquina. Además, también chocó a un auto estacionado que sufrió severas abolladuras en la parte trasera.

Franco, el joven que barría las calles trabaja para la Cooperativa Eben Ezer y fue trasladado inmediatamente al hospital Pedro Moguillansky, adonde fue atendido en la guardia y luego dado de alta. “Sentí el choque y quise mirar, pero el Gol se me vino encima marcha atrás, por el impacto, y volé unos metros, y el carro de limpieza quedó a media cuadra”, relató.

“El conductor del auto rojo venía muy fuerte, y tenía mucho olor a alcohol. Creo que eran de Allen porque hablaban de ir a una guardia de allá”, destacó el afortunado joven y aseguró que cuando yacía en el piso, sin poder mover sus piernas y con su ropa manchada de pintura roja, el conductor se acercó y le dijo que “no fue nada, estás bien”, mientras lo tocaba para corroborar sus lesiones. Según explicó, estaba acompañado con una mujer y solo sufrió un corte en el rostro.

“Me duelen mucho las piernas”, se lamentó Franco mientras se preparaba para ir a realizarse los estudios correspondientes. “Yo tengo clavos en una pierna y tenía miedo que se salgan, porque si pasaba eso quedaba invalido”, expresó con temor. “Por suerte no pasó nada, estoy contento porque estoy acá”, enfatizó. Además, resaltó que no descartan iniciar acciones legales, con el acompañamiento de la empresa que lo emplea y bajo la cobertura del seguro laboral.

El Volkswagen y su conductor fueron trasladados a la Comisaría Cuarta y se realizaban los peritajes correspondientes, quedando todo en manos del juzgado de turno. Es importante recordar que en esa esquina se encuentra pintada una estrella amarilla, representando la muerte de un joven en un siniestro vial el año


Comentarios


Violento choque terminó con un barrendero herido