Patagonia, tierra infinita, una asombrosa muestra fotográfica en Junín de los Andes

Estará hasta al 30 de enero en la Expo Rural. Ya podés hacer este viaje al sur profundo con las imágenes de Gustavo Castaing y Patricio Rodríguez.





Hasta el domingo 30 de enero en la Expo Rural en Junín de los Andes podés disfrutar de Patagonia, tierra infinita, una asombrosa muestra fotográfica. Allí, en el sector Cabañas, frente a la pista principal, Gustavo Castaing y Patricio Rodríguez exponen imágenes captadas durante sus viajes por el sur del país.

«Es una selección de fotografías en blanco y negro sobre paisajes y parajes de la Patagonia profunda. Abarcando desde las provincias al norte del territorio, Neuquén y Río Negro, hasta las lejanías de Santa Cruz y su desolada belleza. Desde las intrincadas costas del litoral marítimo hasta la cordillera salvaje», describen.

Este recorrido visual y artístico de dos fotógrafos que migraron a la cordillera neuquina desde Buenos Aires tras brillar en medios nacionales y del exterior refleja un asombro que se vuelve deslumbramiento por el territorio que eligieron luego para vivir y explorar.

La muestra en Junín de los Andes.

Ambos radicados en San Martín de los Andes, Patricio Rodríguez es el corresponsal de Río Negro y Gustavo Castaing, como su colega, un apasionado por los parajes del sur que recorre con su camioneta y un pequeño remolque. Como explican, retratan mucho más que mar, montañas y estepa. Incorporan elementos del entorno como la tierra, el viento y la sal, bucean en los paisajes y sus historias. Y nos llevan de viaje por sus emociones. Aquí, seis ejemplos.



Piedra de Darwin. Fotografía tomada en Estancia “Cerro del Paso”, Ría Deseado, Provincia de Santa Cruz. (47°51’32.5″S 66°23’30.0″W). Gustavo Castaing.

Piedra de Darwin y el descubrimiento del choique. La tripulación del Beagle cenaba en el campamento mientras el sol se ponía. C. Darwin: “Los gauchos me contaron que en la Patagonia había otro tipo de avestruz, uno más chico. ¿Vieron ustedes alguno?”. Uno de los oficiales respondió: “¡Claro! Es lo que estamos comiendo.”

Inmediatamente el joven naturalista se puso de pie y empezó a sacarle a todos los huesos del plato. Mientras el resto del grupo lo miraba atónito, el muchacho fue a la basura y recuperó la cabeza del animal y la mayoría de sus plumas grandes. “¡Eureka!”, gritó con satisfacción. Y así, en víspera de Navidad de 1834 en Ría Deseado, frente a la piedra que lleva hoy su nombre, ocurrió el descubrimiento del choique cuyo primer nombre científico fue Rhea Darwinii en honor a Charles Darwin.

Este hallazgo disparó en Darwin la idea de la Biogeografía, clave para desentrañar el misterio del origen de las especies por la Evolución. (Del relato de Gustavo Castaing)



Luces de otoño. Fotografía realizada en campos cercanos a Junín de los Andes, ruta 23, Neuquén (39°5 Foto: Patricio Rodríguez

La luz del otoño se escabulle entre los cerros cercanos al rio Malleo, y entre las nubes, empuja al omnipresente volcán Lanín.

Promedia marzo, y la época de la “brama” esta instalada en la precordillera. Las luces cálidas, rasantes, se entrelazan con las montañas, desafiando a la estepa y dominando la escena. A lo lejos, el perfil filoso, geométrico, totalmente oscuro del Lanín, resalta en contraluz, recordándonos el pequeño lugar que ocupamos en esta Patagonia infinita. (Del relato de Patricio Rodríguez)



Conexión. Fotografía realizada sobre la ruta 61, camino a Paimún, Parque Nacional Lanín, Neuquén. (39°44’47.7″S 71°29’16.2″W). Patricio Rodríguez

Mansos caballos pastan en las planicies al pie del volcán Lanín. La llanura del Pimún, en el PN Lanin, alberga una pequeña comunidad de pobladores estables que crían animales para su sustento. Paisaje pastoril que trasmite comunión con la naturaleza y que representa una postal emblemática del Neuquén. (Del relato de Patricio Rodríguez)



Marjory Glen. Fotografía tomada en Punta Loyola, Río Gallegos, Santa Cruz. (51°37’37.6″S 68°57’34.9″W). Gustavo Castaing

El naufragio del Marjory Glen sucedió a principios del siglo XX, en las yermas costas del sur de Santa Cruz. El buque proveniente de Inglaterra y de bandera noruega, sufrió un incendio a finales de septiembre de 1911 dentro del puerto de Río Gallegos y luego de varios intentos por controlar su destino fue remolcado a las afuera y abandonado en una playa cercana. Durante una fuerte tormenta el buque se soltó y tras vagar al garete como un buque fantasma, encalló en su destino final, las playas solitarias de Punta Loyola.

A más de cien años de su travesía final, la silueta del Marjory Glen persiste intacta, como aguardando el momento de liberarse de su cementerio de canto rodado.

Me aloje allí junto al derruído casco centenario con mi pequeño remolque y permanecí más de un día esperando la llegada del momento oportuno. El Marjory habría de darme esa clara e inequívoca señal para inmortalizar su figura solitaria. (Del relato de Gustavo Castaing)



Blanco reposo. Fotografía realizada en los mallines en las “afueras” de San Martín de los Andes, Neuquén. (40°08’17.8″S 71°18’12.7″W). Patricio Rodríguez

Con un termo de café, ropa para nieve, algo de abrigo y un buen calzado, salí a caminar. Era una típica mañana invernal en San Martín de los Andes, luego de una noche de nevadas intensas. A unos poco kilómetros se abrió una ventana en el clima, alivio que fue aprovechado por las aves para posarse en los postes de un alambrado a secar sus plumas. La escena era una invitación a la introspección y el silencio era profundo. (Del relato de Patricio Rodríguez)



Cerro San Lorenzo. Fotografía de la pared sur-este del cerro San Lorenzo, tomada desde el puesto homónimo, Estancia El Rincón, Parque Nacional Perito Moreno, Santa Cruz. (47°37’37.7″S 72°09’33.0″W) Foto: Gustavo Castaing

Esta fotografía es un homenaje a quien fuera el personaje más inspirador de mi vida, Douglas Tompkins (1943-2015).

Doug era un amante de la naturaleza, montañista, piloto y emprendedor. Decidió utilizar su fortuna para salvar grandes extensiones de tierra en Chile y Argentina, que luego donó para crear parques nacionales. Solo en nuestro país creó los parques nacionales Monte León y Patagonia, ambos en Santa Cruz y el Parque Nacional Iberá, en Corrientes. Y donó la Estancia El Rincón que fue anexada al Parque Nacional Perito Moreno, dando acceso a la cara sur-este del Cerro San Lorenzo, desde donde realice esta fotografía.

Santuario de muy pocos y de uno en particular.

Él se quedaba en este rincón solitario de Santa Cruz, por días, estudiando cada resquicio de esa ladera eternamente blanca y cortada a pique como torta que desnudas sus capas. Se sentaba y dibujaba líneas imaginarias por donde trepar esa muralla inexpugnable llena de trampas mortales y obstáculos que penden de un hilo. Soñaba mil formas de escalar esos muros, aún cuando sus fuerzas habían declinado y su cuerpo de casi sesenta ya no respondía como antaño.

Pasé un día entero ahí sentado, en completa soledad, contemplando la misma pared que lo obsesionaba y cada momento fue de paz. Él seguía ahí presente en todas partes, me acompaño en ese su lugar, como buen anfitrión.

A seis años de su partida, este es el último y el más importante de los lugares que me faltaba conocer. Uno que significó mucho para él y que también, al igual que los demás, se convirtió en patrimonio de todos y en el legado más importante que alguien pudiera dejar tras de sí.

Godspeed Doug… (Del relato de Gustavo Castaing)


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Patagonia, tierra infinita, una asombrosa muestra fotográfica en Junín de los Andes