Ushuaia: cuánto cuesta una escapada de verano al fin del mundo

Con casi 18 horas de luz para disfrutar de toda su belleza, se acercan los días de verano que tientan a tantos turistas. Una recorrida por sus atracciones y los precios para alojarse, salir a comer y hacer excursiones.

Es el momento ideal para descubrir el fin del mundo: el verano de Tierra del Fuego se caracteriza por la extensión del día. Hay casi 18 horas de luz para disfrutar todas sus bellezas. Y son muchas las que se pueden experimentar con punto de salida en Ushuaia: el Parque Nacional Tierra del Fuego; el Tren del Fin del Mundo; la visita a los Lagos Escondido & Fagnano; los pingüinos magallánicos en la Isla Martillo que se incorporan a la tradicional navegación por el Canal Beagle, entre ellas. 

Ushuaia ofrece una gran diversidad de actividades de contacto con la naturaleza: senderismo con la posibilidad de conocer lagunas de montaña con las extraordinarias vistas panorámicas de la ciudad y sus alrededores, sobrevuelos, cabalgatas, buceo, mountain bike, canopy, kayak, canoas y la fascinante Antártida aguardan ser visitados.


El Parque Nacional Tierra del Fuego

Si estás buscando conectar con la naturaleza y la historia de la ciudad más austral del mundo, el Parque Nacional Tierra del Fuego es el lugar ideal para hacerlo.

El parque protege 68909 hectáreas y es el único de la República Argentina que combina ambiente marino, boscoso y de montaña dando forma a la costa marina, lagos, valles, extensas turberas y magníficos bosques dominados por lengas, guindos y ñires. Todos estos ambientes forman un escenario singular con el aire más puro que pueda respirarse.

Este lugar encierra la historia de los yámanas, antiguos habitantes de estas tierras. Prestando atención, podés encontrar montículos de cholgas y mejillones, restos de su alimentación, conocidos como “concheros” que nos recuerdan que estas tierras están habitadas desde hace más de 10.000 años.

Acá vas a encontrar paisajes exuberantes y diversos, habitados por aves como el pintoresco cauquén marino, el pato vapor o el albatros ceja negra. Al adentrarte en los senderos es normal que te cruces con zorros grises y colorados, y que escuches el “tac, tac, tac” de un pájaro carpintero.

Hay opciones para todos los gustos, desde el bosque acogedor que te abraza con su aroma a ñire, hasta las impactantes aguas frías del Canal Beagle; desde senderos por la montaña hasta áreas de camping para relajarte cerca del río.

Los senderos tienen diferentes grados de dificultad y están claramente marcados; es posible transitarlos ya sea por cuenta propia o en excursiones con guías de montaña. Estas excursiones guiadas pueden combinarse con actividades a remo en alguno de los cuerpos de agua que conforman el Parque Nacional.

Dentro del parque se encuentra la Bahía Lapataia. El nombre proviene del idioma yámana y significa bahía del bosque. Además de ser un hermoso paisaje, Lapataia es el final de la ruta 3; allí se encuentra el famoso cartel que indica los 3063 kilómetros que lo separan de la capital argentina. A través de un circuito de pasarelas vas a poder recorrer el entorno y disfrutar del aire fresco del mar mezclado con el bosque.

El Tren del Fin del Mundo

Una forma entretenida de recorrer una pequeña parte del parque, es en el famoso Tren del Fin del Mundo. Si contratás la excursión con una agencia, podés hacer algunos kilómetros a bordo del trencito y al llegar a la última estación ubicada dentro del Parque Nacional, los guías te esperan para descubrir los maravillosos rincones de este lugar.

Definitivamente, el Parque Nacional es una parada necesaria en el viaje al fin del mundo.

El uso de anafes, garrafas, calentadores u otro elemento de combustión está permitido únicamente en las áreas de acampe del Parque Nacional Tierra del Fuego. A partir del 20 de Noviembre de 2023 deberá completar de forma obligatoria el Registro de acampe en el formulario en linea.

Los precios para alojarse, salir a comer


Para una familia argentina, de tres personas, un hospedaje en un hotel tres estrellas oscila entre los $82.000 y $90.000. Aunque un punto a favor para el turismo nacional, es que hay tarifas diferenciadas entre extranjeros y locales., de acuerdo con un informe de Ámbito Financiero.

Para cenar en Ushuaia, el costo varía entre los $8.000 -un plato normal que puede ser pastas, milanesa, entre otras-, los $12.000 -como un cordero patagónico-, y los $20.000 -centolla o la merluza negra.


Los precios de paseos y excursiones


Excusión al Parque Nacional: $25.000

Tren del Fin del Mundo: $19.000

Navegación a Isla de los Lobos: $28.000 (este recorrido es por el Canal de Beagle)

Navegación a la Pingüinera: $47.000

Travesías en 4×4: $70.000

Trekking a la Laguna Esmeralda: $60.000


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios