Vuyovich y Canela festejaron en el inicio del TN 

Gran convoctoria de la categoría en el circuito de Mar del Plata. Los regionales anduvieron mal.



MAR DEL PLATA (DyN) – El salteño Nicolás Vujovich (VW Gol), en la Clase 2, y el santafesino Oscar Canela (VW Polo), en la Clase 3, resultaron los vencedores en la jornada inaugural del certamen anual del Turismo Nacional, llevada a cabo ayer en el autódromo de Mar del Plata.

La inauguración del certamen fue negativa para los pilotos regionales, de los cuales sólo el barilochense “Lito” Imaz pudo ver la bandera a cuadros en la división mayor, aunque en la decimoquinta posición.

Nicolás Vujovich edificó un trabajo notable en la primera final del año de la división menor. Ya se había perfilado en la clasificación y su serie de ordenamiento, y lo ratificó en la prueba central.

La segunda posición le correspondió a Marcelo González (VW Gol), y la tercera a Omar Tanoni (Ford Escort).

La carrera tuvo dos momentos importantes. El primero de ellos, cuando Vujovich le quitó el primer lugar al misionero Crispín Beitía, y el segundo, cuando Adrián Hang llegó a la segunda posición, pero a costa de un toque con Beitía.

A raíz de esta maniobra, Hang debió ingresar a boxes para cumplir con una penalización y así le quitó un peso de encima a Vujovich, quien después ya no tuvo rivales de cuidado.

En la Clase 3, Oscar Canela estrenó su título con una importante como merecida victoria. Fue acompañado en el podio por el cordobés Germán Suárez (Honda) y el santafesino Fabián Lambertucci (VW Gol).

Canela liquidó la carrera después de un gran susto, cuando Daniel Stambul lo superó al final de la recta principal, pero el porteño se fue de largo en la primera curva, y el santafesino pudo recuperar la primera posición.

Por el lado de los regionales, el balance fue negativo. En la Clase 2, abandonó cuando promediaba la final el riocolorandense Daniel Alzueta (VW Gol).

En tanto, en la Clase 3 el panorama no fue mucho mejor. Sólo participó de la final el barilochense Imaz (Ford Escort), quien después de cambiar una goma que se rompió en un roce terminó en la decimoquinta posición, mientras que no tuvieron suerte en el debut el viedmense Ricardo Oscar Alzueta (VW Gol) y el saltense Jorge González (VW Polo).

Seguro que todos tendrán revancha, pero la categoría está muy competitiva y la suerte de los pilotos comienza a definirse a partir de una buena clasificación.

Martínez pegó un paseo veloz en Pinamar

PINAMAR (Especial) – El entrerriano Omar Martínez, al comando de un Honda Prelude, se impuso con comodidad en la primera carrera del certamen de la Top Race, que se disputó ayer en el circuito callejero “El Pinar”, de Pinamar.

El “Gurí” Martínez, quien había dominado la clasificación, fue el amplio dominador de la carrera, a tal punto que ganó de punta a punta y le sacó una vuelta a la mayoría de sus rivales.

Diego Aventín (BMW 325) fue segundo, mientras que Juan Manuel Deambrosi (BMW 325) se quedó con el tercer puesto.

A raíz de la lluvia que cayó sobre Pinamar en horas de la mañana, las autoridades decidieron suspender la primera de las dos carreras que se iban a llevar a cabo ayer. Finalmente, la competencia que se corrió entregó un puntaje especial.

Martínez ganó de punta a punta, con contundencia y sin sufrir sobresaltos. Además del trabajo propio, lo ayudó a llegar a este primer triunfo de la temporada, el inconveniente sufrido por Guillermo Ortelli (fue tocado en la largada por Fabián Hermoso), quien a medida que fue transcurriendo la carrera demostró que tenía un auto como para pelear por el triunfo.

“El auto me permitió hacer lo que hice. La llovizna que comenzó a caer durante la carrera me preocupó un poco, porque no sabía en qué condiciones iba a quedar la pista en las últimas vueltas”, comentó Martínez.

En Daytona venció un equipo francés

DAYTONA (EFE) – El Dodge Viper del equipo francés “Oreca”, cuyo volante compartieron el austríaco Karl Wendlinger y los franceses Olivier Beretta y Dominique Dupuy, logró la victoria en “Las 24 Horas de Daytona”, una de las pruebas más míticas del automovilismo mundial.

El equipo ganador aprovechó una avería en el motor del Riley and Scott-Ford de Rob Dyson -autor de la “pole”- durante la noche para lograr, con Wendlinger al volante, la primera victoria de la historia de un coche de la firma Daimler Chrysler en una carrera de resistencia.

Luego del abandono del coche de Dyson, el Viper de Oreca tan sólo sufrió el acoso del Chevrolet Corvette del canadiense Ron Fellows, el británico Justin Bell y el estadounidense Chris Kneifel, quienes fueron segundos

Por su parte, los argentinos Gastón Aguirre y Daniel Urrutia, quienes integraban equipo con el canadiense René Villeneuve y el norteamericano Scott Watkins, debieron abandonar por rotura del motor del Corvette 99.

La tripulación debió desertar poco después de cumplir siete horas y media de carrera, cuando se encontraba ubicada en el décimo puesto en su clase.


Comentarios


Vuyovich y Canela festejaron en el inicio del TN