Ya hay cinco listas para la interna de CALF

A pesar de que faltan todavía casi tres meses para los comicios. El oficialismo pujará con al menos cuatro competidores

NEUQUEN (AN).- El oficialismo de la cooperativa CALF, encarnado en Alfonso Carro y Néstor Rody Boras, tiene, cuando faltan casi 90 días para las elecciones, al menos cuatro competidores. Además de los oficialistas que conservan el color celeste, y los blancos y azules -con quienes compitieron en los últimos comicios- un grupo de asociados reservó el color verde y otro que orienta el ex fiscal de Estado Marcos Silva salió al ruedo con la denominación «voz y voto».

El 20 de octubre próximo los 20 distritos electorales de la cooperativa -incluidos Plottier y Senillosa- designarán 92 delegados para renovar el consejo de administración. El proceso de renovación ya dejó en minoría el oficialismo: las vertientes opositoras exigen el reemplazo de ocho de los doce integrantes de la conducción porque se analizarán los balances de dos ejercicios -2001 y 2002- y en eso «son muy claros los estatutos». El puntapié inicial lo dio la lista azul que orienta Roberto Raña y que aseguró que no se trata de interpretaciones sino de cumplir las normas.

Carro y los suyos interpretan que sólo están en juego cuatro puestos porque ellos asumieron con diez meses de retraso por impugnaciones judiciales a la asamblea que los consagró. La convocatoria formal a las elecciones todavía no se realizó pero Boras dijo ayer que «será el próximo fin de semana, o el otro», e indicó que todavía no se oficializaron otras listas que las tradicionales.

El antiguo integrante de la celeste, y primer presidente de la actual gestión del consejo de administración, Rodolfo Inda, dijo que la agrupación «como tal no existe» pues se «echó a perder por manejos políticos» que convirtieron a la cooperativa «en una unidad básica del justicialismo de Aldo Duzdevich».

Inda negó cualquier intento por formar otra tendencia pero admitió que iría con otra lista «si me invitan, si hay respeto por los principios cooperativos y una propuesta buena y competente». Consideró que la renovación debe ser por los dos tercios del consejo, y lamentó la atomización de la oferta electoral porque «no favorece a la cooperativa».

Silva dijo que en la agrupación «voz y voto» confluyen las voluntades de asociados «independientes». Se proponen la descentralización de CALF en sectores que permitan «llevar los servicios a los asociados». Subrayó el sentido social de la entidad y la posibilidad de incorporar nuevos servicios para los asociados, coincidió en la necesidad de renovar ocho cargos en el consejo y dijo que una mayor cantidad de listas permite multiplicidad de opciones para los electores. Aunque en la agrupación hay afiliados a varios partidos políticos -Silva es del MPN-, apuntó a la prescindencia de las pujas partidarias en CALF.

Osvaldo Bonvín, el principal dirigente de la lista blanca, también opinó que deben renovarse dos tercios del consejo, a razón de un tercio por ejercicio. «El estatuto es claro», indicó: en la próxima asamblea «se tratarán dos ejercicios, el cerrado en junio de 2001 y el de junio de 2002». En consecuencia, «se renuevan dos tercios, hacer lo contrario sería un desvío estatutario que altera el proceso, y sería una interpretación capciosa de los estatutos» por parte del actual consejo.

La quinta en discordia es la lista verde, que estaría orientada por el diputado ultrasobischista Oscar Cacho Gutiérrez y el ex concejal Juan Carlos Solís, con otro grupo de asociados.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios