Zapallos gigantes y saludables para el próximo locro

Huerteros de la zona ofrecieron una variada gama del producto para acompañar el locro del 1 de Mayo. Se podía comprar el coquena, cabuto y los tradicionales criollo y anquito. Todos tenían un extra envidiable: fueron cultivados sin agroquímicos.

#

Formas y pesos. El orgullo de los productores que guardan las semillas para seguir el ciclo.(Foto: matías subat )

El coquena, el cabuto, el criollo y el anquito fueron los protagonistas de la venta de garaje que se realizó el sábado pasado en la sede del programa Proda, en Bouquet Roldán 269. Los cuatro nombres infalibles son de variedades de zapallos de diferentes tamaños y colores que se vendieron hasta en 400 pesos y algunos ejemplares pesaban hasta 25 kilos.

Los huerteros comentaron que el tiempo de cosecha llegó después de seis meses de trabajo y ofrecían sus productos de alta calidad agroecológica para que todos tengan el principal ingrediente para los tradicionales locros del 1 de Mayo.

“Vendí zapallos de 18, y 15 kilos. Algunos los fraccioné por trozos de dos kilos a 50 pesos. Estamos parejos en precio con las verdulerías pero hay que tener en cuenta que no usamos agroquímicos, es todo natural”, dijo Marcelo Armonazi, un productor, mientras guardaba las semillas de los zapallos que vendía, para volver a cultivar.

Desde el programa se les ofreció a los huerteros hacer producción a gran escala y ayer les llegó el día de venta comunitaria, aunque también venden en cada una de las huertas.

“La propuesta comenzó en diciembre y se trataba de usar espacios de la huerta que no estaban ocupados y darles destino comunitario. Se hizo un plan en las 20 huertas que hay desde Senillosa a Centenario y ellos sembraron 4 variedades de zapallo”, contó Aldo González, director del Proda.

La acción se enmarcó dentro del plan “Neuquén produce en invierno”, que el Programa de Desarrollo Agroalimentario (Proda) pone en producción. Además comercializa más de 20 mil plantines de hortalizas para cultivar en los meses fríos, adaptados al clima local.

“Tratamos de que más vecinos se sumen a la tarea saludable de cultivar sus propios alimentos. Si tenemos una huerta preparada antes de las heladas, se puede tener una huera productiva durante la temporada otoño/invierno”, dijo González.

Durante la feria se vendían plantines orgánicos de akusay, kale, brócoli, coliflor y cebolla. Había un espacio de degustación de comidas elaboradas con productos frescos de las huertas. En una mesa las técnicas y técnicos informaban sobre el programa, brindaban asesoramiento y compartían la agenda de las próximas capacitaciones.

Desde el programa explicaron que las nuevas formas de comercialización que ponen en contacto directo a huerteros y consumidores son un hecho cada vez más apreciado y tienen una demanda que no deja de crecer sobre la difícil tierra de la Patagonia.

El que marcó el récord

Herramientas para reconvertir la tierra de la Patagonia

El Proda fomenta desde hace años la construcción de huertas urbanas o comunitarias, con el objetivo de brindar a los vecinos una economía de producción sustentable y agroecológica.

Para este objetivo se capacita a los huerteros para que puedan trazar su propia estrategia de producción y puedan desarrollarla de manera conjunta.

Existen unas 300 huertas protegidas, en espacios reducidos y terapéuticas en toda la provincia, en las que trabajan unas nueve mil familias.

La capacitaciones incluyen además el cuidado del medio ambiente, la realización de compostaje y se les brinda técnicas para el cultivo en épocas de temperaturas frías.

Lo producido de las huertas se destina a consumo familiar o comercialización. Una familia puede ahorrar hasta 3.000 pesos con cada espacio en producción.

Datos

25
kilos pesaba uno de los zapallos más grandes que estaban a la venta y que se producen sin agrotóxicos.

Comentarios


Zapallos gigantes y saludables para el próximo locro