Valle Azul sigue en deuda y la causa nunca avanzó

Con la ilusión de la casa propia, cientos de vecinos vieron esfumarse su dinero en un proyecto hasta hoy fallido y que ni siquiera la Justicia se apura a aclarar.

05 oct 2016 - 19:45
Comparte esta noticia

“Me quedé con una remera de Valle Azul y con un plano de lo que iba a ser mi casa de tres dormitorios”, cuenta casi seis años después una exsocia de la Cooperativa Patagonia, que se incorporó en mayo de 2011 a la Mutual Germán Abdala para hacer realidad el sueño de la casa propia.

Para ello la entidad, oriunda de General Rodríguez, provincia de Buenos Aires, tocó las puertas necesarias y por ordenanzas se le allanó el camino para acceder a 45 hectáreas del dominio privado municipal al precio de 6.050.000 pesos a valores de mayo de 2011.

“El 13 de mayo de 2011 pagamos los quince socios de la Cooperativa Patagonia 75.000 pesos en una cuenta de la Mutual Abdala para entrar al proyecto Valle Azul”, recordó la damnificada. Eran 5.000 pesos que tenía que abonar cada socio para un fondo de garantía. Después pagaron 200 pesos mensuales en una cuenta que la Mutual tenía en el Banco Nación. Se sumaron seis cooperativas, cada una con decenas de socios, al proyecto habitacional. Las cooperativas se habían constituido entre 2009 y 2010 con la intención de conseguir la casa propia y, después, se incorporaron a la Mutual Germán Abdala por indicación del exsecretario del Instituto Municipal de Tierras y Viviendas, Oscar Zamora, de la gestión del exintendente Marcelo Cascón.

La joven aseguró que pagó hasta 2013 cuando, agotada, desistió y abandonó. Nunca quiso reclamar los 15.000 pesos que abonó. “Nos cansaron. Siempre te verseaban”, recordó la exsocia, que pidió mantener su identidad en reserva. Contó que cuando intentó pedir que le devuelvan la plata, le dijeron que sólo podían reintegrarle el 30 por ciento, es decir, unos 5.000 pesos y en cuotas. “Gustavo Hourcle era muy prepotente y antes de ir y verle la cara para cobrar una parte, decidimos no reclamar”, afirmó.

“DeBariloche” intentó comunicarse con él pero no respondió los llamados. Hourcle fue uno de los principales referentes del ambicioso proyecto habitacional Valle Azul. Había aparecido a mediados de 2010 en Bariloche como funcionario del Inaes. Valle Azul avanzó con fuerza en 2011, a caballo de los tiempos electorales. Se fueron sumando cientos de socios. El compromiso era que 605 familias de Bariloche accedan a una solución habitacional “en un tiempo prudencial” y a un “costo razonable”. La garantía era nada menos que el Fondo Pellegrini, que depende del Banco Nación.

Valle Azul se transformó en un fuerte actor político alineado con el kirchnerismo y respaldó la campaña a la intendencia de Omar Goye. Así, logró que Mauro González accediera a una banca de concejal en la elección municipal de octubre de 2011.

Después, el proyecto comenzó a diluirse y se transformó en un dolor de cabeza para cientos de familias. El caso derivó en una denuncia penal que un grupo de 26 socios de la Cooperativa Nuestra Tierra presentó en septiembre de 2012 por los presuntos delitos de “falsedad ideológica, incumplimiento de los deberes de funcionario público y estafa”.

Denunciaron a Cascón, a Zamora, a Hourcle, a González, y la entonces gerenta de la Mutual Germán Abdala, Paula González.

La denuncia fue casi contemporánea con la designación que el gobernador Alberto Weretilneck hizo de Fernando Vaca Narvaja como ministro de Obras y Servicios Públicos de la provincia y de Hourcle como secretario de Infraestructura. Asumieron el 1 de octubre de 2012. Hourcle era entonces la mano derecha de Vaca Narvaja, destacaron algunas crónicas periodísticas.

Pocos días después, el fiscal Guillermo Lista desestimó la denuncia de los socios de la cooperativa Nuestra Tierra porque consideró que “no se concibe que el obrar de los denunciados haya tenido en mira un propósito fraudulento”, según el dictamen fiscal. Y cuestionó a los denunciantes por no aguardar los plazos del proyecto habitacional.

Los denunciantes recurrieron en consulta al entonces fiscal de Cámara Carlos López, que ordenó investigar la denuncia.

Lista recién promovió la acción penal en junio de 2014 e imputó a Cascón, Zamora, Hourcle, que ya no era funcionario provincial, González, que todavía era concejal, y los representantes de la Mutual Germán Abdala, Raúl Rojas y Paola Caffese y Marcelo Lapuente, quien se presentó como presidente del directorio del Fondo Pellegrini. Lista solicitó al juez de Instrucción Marcos Burgos que cite a indagatoria a los sospechosos y una serie de medidas para avanzar con la investigación.

“No obstante el plazo transcurrido por demás considerable, con un número de alrededor de 800 personas que se afiliaron desde el inicio se puede afirmar que a abril de 2012 por los conceptos descritos, no se recaudó menos de 6 millones de pesos...”, advirtió el fiscal. Los fondos surgieron de cuotas que pagaron socios de las cooperativas.

Lista señaló que se puede presumir que ante el nulo avance de las obras, “el dinero percibido bien pudo ser destinado a otros fines, procurando un lucro indebido para sí o para terceros, y el menoscabo patrimonial para las personas damnificadas”.

Pero Burgos declaró la nulidad de la promoción del fiscal por errores técnicos. Lista recurrió a la Cámara Criminal Primera que le dio la razón a Lista. Sin embargo, la causa acumuló varios cuerpos, pero nunca avanzó. Y hubo poco entusiasmo para investigar los hechos denunciados. Burgos nunca citó a indagatoria a los imputados, que presentaron escritos y pidieron el sobreseimiento por intermedio de sus abogados.

El fiscal Sergio Pichetto heredó el expediente. Informó a “Río Negro” que Burgos le corrió vista en dos ocasiones para que se pronuncie por el pedido de sobreseimiento de los imputados. El último llegó a finales de agosto pasado a su escritorio.

“Me opuse de nuevo y pedí que primero mandaran la documentación que acreditara que habían depositado la plata y se evacuaran otras medidas relacionadas con los lotes”, indicó el fiscal.

Sostuvo que pidió información sobre la cesión de los lotes “porque los entregó la municipalidad y no la Mutual”. “Pedí al juez que libre un oficio para corroborar si habían depositado la plata, cuándo y por qué monto”, añadió Pichetto. “Río Negro” intentó contactar a Burgos, pero estaba de licencia, informaron en Tribunales.

Casi seis años después, en el predio hay apenas un puñado de casas construidas por esfuerzo propio y no hay servicios, según informó un socio de la Cooperativa Copoba. Una cancha de fútbol ocupa el centro de la enorme parcela. Pero no hay ninguna de las viviendas comprometidas por los impulsores de Valle Azul.

Laura Zanoni de Tierras y Viviendas del municipio aseguró que la mutual, que hasta ahora pagó
$ 1.972.110, saldaría su deuda a fin de año.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.