“Quienes más tienen, temen que el PAMI ayude a los más necesitados”

13 ene 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Como miembro activo de la gran legión de veteranos, aún no cobrando jubilación porque sigo esperando la digna resolución de Anses que, si Dios quiere, me hará acreedor de una suma mensual que permitirá obtener medicamentos del PAMI, apoyo la medida que acaba de tomar el Estado nacional relacionada con los medicamentos gratuitos para los beneficiarios de la obra social de los jubilados.

Obviamente que las primeras críticas han llegado por parte de quienes durante más de una década vaciaron el PAMI entregando remedios hasta a los muertos. Es muy triste tener que escuchar al presidente del bloque del FpV nacional Héctor Recalde diciendo que la medida impulsada pone en riesgo la salud y la seguridad social de los jubilados, o algo peor aún, la opinión de Aníbal Fernández, exjefe de Gabinete del gobierno kirchnerista, quien expresó que “el PAMI mientras lo están haciendo pedazos no aparece en los diarios pero la cantinela ‘Se robaron todo’ vende humo, sigue al pie de la letra”. Mi pregunta es: ¿quiénes se robaron todo? Porque si mal no recuerdo Aníbal Fernández formó parte de muchos proyectos que pusieron en práctica los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner. Es importante saber que a partir de ahora, si se cumple con la ley, los que merecen tener el subsidio no deberán realizar trámite alguno porque se hará un seguimiento para comprobar si algún jubilado percibe el subsidio pero tiene una riqueza en bienes que permitirían adquirir medicamentos por su cuenta. Leímos que los jubilados “no tienen que hacer ningún trámite” para saber si serán alcanzados por la medida. “Hay personas que tienen autos de diez años y que necesitan el subsidio, y lo van a tener. Hay personas que ganan tres jubilaciones pero tienen muchas enfermedades que requieren muchos remedios, y también lo van a tener. Pero una persona que tiene un buen pasar y que está recibiendo el subsidio no lo necesita”.

Como todos somos lectores, yo siempre leo los comentarios de los ciudadanos que, como en mi caso, tienen una opinión formada sobre la situación nacional y tratamos de expresarla en los medios que nos lo permitan. Uno de estos casos se da en un medio nacional con una opinión ajustada que refleja la realidad y pensamiento de un argentino medio: “Les juro con toda honestidad que no entiendo de qué están hablando o discutiendo. No entiendo por qué a una persona que tiene una prepaga de alto nivel, un Mercedes Benz, un barco o un avión debemos pagarle el 100% de un remedio y no un 70 u 80%. Yo aporto desde hace 45 años y mi obra social sólo me da un 50% de los remedios, y a muchos de ellos ni siquiera los cubre. Y hablo de la prepaga del Estado, o sea Unión Personal. Entonces no entiendo qué reclaman los que quieren que a un rico con auto importado, avión, barco y una prepaga de 4 lucas mensuales no le den el 100 en el PAMI. De hecho se les debería caer la cara de vergüenza sólo por reclamarlo”.

Hace una semana, y como lo hago todos los meses, fui a pagar la factura por el consumo de electricidad, y no era nada dulce. Sólo somos dos personas mayores en una casa y he desembolsado $ 989. Pero adelante mío en la fila una vecina que tiene muy buen pasar económico, con camiones, propiedades, autos de alta gama y viajes al exterior una vez al año abonaba el 40% porque su condición de pensionada y titular de la factura se lo permite.

En el mismo orden, si el Estado decidiera llevar adelante un sinceramiento fiscal por medio de un revalúo inmobiliario, “pero de verdad”, encontraríamos miles de propietarios que están pagando un impuesto irrisorio de acuerdo al tamaño y calidad de las propiedades que habitan o alquilan. Conozco a muchos propietarios que poseen veinte/treinta casas y departamentos y como están jubilados reciben el descuento de PAMI cuando nos encontramos en la farmacia. Y a eso debemos sumarle el gas, agua, pasajes y turismo casi gratuito, y muchos descuentos más que ya ni sabemos hasta dónde llegan.

Ricardo Bustos

DNI 7.788.556

“Obviamente que las primeras críticas han llegado por parte de quienes durante
más de una década vaciaron el PAMI entregando
remedios hasta a los muertos”.
Misiones

Últimas noticias de ésta sección