Eduardo Mendoza ganó el Cervantes con una prosa filosa

El escritor español, autor de “La verdad sobre el caso Savolta” o “La ciudad de los prodigios”, fue galardonado con el premio más importante de las letras hispanas.

30 nov 2016 - 00:25
Comparte esta noticia

El escritor español Eduardo Mendoza, galardonado hoy con el Premio Cervantes 2016, representa una de las voces más cosmopolitas de la narrativa contemporánea que, según el fallo del jurado, logró devolver “el goce por el relato” con una lengua literaria “llena de sutilezas e ironía”.

A los 73 años, el escritor nacido en Barcelona es todo un clásico la narrativa moderna española, con gran éxito entre el público y la crítica, a partir de una escritura filosa y subversiva que plasmó en textos como “El misterio de la cripta embrujada” (1979), “El laberinto de las aceitunas” (1982) o “La ciudad de los prodigios” (1986), una monumental novela sobre la Barcelona de finales del siglo XIX.

El ganador del máximo premio de las letras españolas inició su carrera literaria en 1975 con “La verdad sobre el caso Savolta”, una novela que recibió el Premio de la Crítica y con la que se inauguró una nueva etapa en la literatura de habla hispana. Desde entonces suma 15 novelas, dos libros de relatos, otras tantas obras de teatro y cuatro ensayos.

“En la estela de la mejor tradición cervantina, posee una lengua literaria llena de sutilezas e ironía, algo que el gran público y la crítica siempre supieron reconocer, además de su extraordinaria proyección internacional”, fundamenta el fallo.

Mendoza es licenciado en Derecho, residió en Nueva York, fue profesor en la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad Pompeu Fabra y ha traducido la obra de Edward Morgan Forster, William Shakespeare y Lord Byron, entre otros.

Condecorado con la Cruz Sant Jordi del gobierno regional de Cataluña (1995), en alguna oportunidad el escritor aseguró sentirse como “un escritor residual”, porque dice que “la novela convencional ya no tiene sentido” y no sabe si asentarse “como dinosaurio” o hacerse un “lifting literario”. Mendoza es autor de “Mauricio o las elecciones primarias” (2006), una crítica irónica sobre el desencanto de la política que obtuvo al año siguiente el Premio de Novela Fundación José Manuel Lara Hernández, y de “El asombroso viaje de Pomponio Flato” (2008), una obra que mezcla y parodia el género histórico, el policial y la hagiografía.

También publicó “Sin noticias de Gurb” (1991); “El año del diluvio” (1992); “Una comedia ligera” (1996), por la que obtuvo en París en 1998, el Premio al Mejor Libro Extranjero; “La aventura del tocador de señoras” (2001), Premio al Libro del Año del Gremio de Libreros de Madrid; “El último trayecto de Horacio Dos” (2002); y “Riña de gatos: Madrid 1936”, galardonada con el Premio Planeta en 2010. En 2009, debutó en el género del relato con “Tres vidas de santos”, que incluye los cuentos “La ballena”, “El malentendido” y “El final de Dubslav”. Sus últimas novelas “El enredo de la bolsa o la vida” (2012) y “El secreto de la modelo extraviada” (2015), son la cuarta y quinta entrega del detective protagonista de “El misterio de la cripta embrujada”.

Buenos Aires
Últimas noticias de ésta sección