Emotivo homenaje a las víctimas en Chapecó y Medellín

Hinchas brasileños y colombianos unidos por la tragedia en ambas ciudades.

30 nov 2016 - 19:48
Comparte esta noticia

Cuando los nombres de todas las víctimas del accidente, incluso los periodistas, fueron apareciendo uno a uno en la pantalla gigante del estadio del Arena Condá, las lágrimas se abrieron entre la multitud. Los hinchas de Chapecoense lloraron a sus muertos y rindieron un homenaje a las 71 personas que murieron el lunes por la noche en un accidente aéreo en Colombia.

A las 21:45 horas, momento en que los jugadores que no viajaron a Colombia desfilaban abrazados por la cancha, habría empezado en Medellín la final de la Copa Sudamericana entre Chapecoense y Atlético Nacional. Al mismo tiempo, en el Atanasio Girardot, la afición colombiana rendía tributo a los jugadores brasileños que perdieron la vida en al tragedia.

El estadio Arena Condá de Chapecó lució casi repleto. Muchos fanáticos habían acampado incluso la noche anterior en sus alrededores. El homenaje, en medio de la congoja general, consistió en una misa por los fallecidos en el centro del campo, en algunos videos proyectados y en la presencia de varios personajes reconocidos del club dentro del estadio.

De todas formas, lo más impactante en una noche repleta de emoción y lágrimas fue el constante recuerdo de la hinchada a los jugadores muertos, y a los tres que aún pelean por su vida en Colombia.

En algunos momentos de la ceremonia, los asistentes gritaron “¡¡Es el campeón!!”, en referencia a la final que Chapecoense iba a jugar con Nacional. Familiares de las personas que fallecieron también se hicieron presentes. También se proyectó un video que, desde Colombia, enviaron los hinchas de Nacional.

Nivaldo, el arquero que no viajó a Colombia, no paró de llorar. El jugador de 42 años llegó a Chapecoense en 2007, cuando el equipo disputaba apenas el torneo estadual de Santa Catarina. Durante la tarde había dicho que se iba a retirar, pero luego, ante la posibilidad de que se dispute el partido del 11 de diciembre ante Atlético Mineiro por la última fecha del “Brasileirao”, matizó sus dichos aclarando que estaba para ayudar “en donde sea”.

Rafael Hyoran, uno de los jugadores del plantel nacidos en Chapecó, desfiló junto a sus compañeros mientras todo el tiempo oraba. Fabiano, quien comenzó su carrera en Chapecoense y el domingo marcó el gol con el que Palmeiras se consagró campeón de Brasil, estaba visiblemente emocionado.

En una fecha todavía a determinar, y dependiendo de la liberación y repatriación de cuerpos desde Colombia, el estadio será sede también del velorio colectivo al que se estima que asistirán 100.000 personas, mitad de la población de Chapecó.

Redacción Central