Nada está dicho, el río siempre da sorpresas

La ventaja entre los punteros Sakrajsek- Vega Suárez sobre Dal Bo-Cáceres es amplia, aunque existen antecedentes en la travesía de triunfos asegurados que terminaron en naufragios.

14 ene 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

La ventaja de la dupla Vega Suárez-Sakrajsek sobre Dal Bo-Cáceres de 1m 22s. Parece una misión imposible dar vuelta esa diferencia, cuando apenas quedan 24 kilómetros para completar la tradicional competencia.

La estrategia del bote líder no tiene secretos, intentará ir pegado a Dal Bo-Cáceres para impedir que logren dar el golpe y mantener la ventaja en ese margen de tiempo que para una definición entre dos embarcaciones parejas es determinante.

En cambio Dal Bo y Cáceres deberán dar el zarpazo apenas se inicie la competencia y dejar todo para lograr una ventaja esperanzadora. El público más joven sostiene que todo está liquidado pero los mayores recuerdan aquella épica Regata en 1999, ganada por Hugo Ortega y un joven muy delgado llamado Néstor Pinta, quien después de esa victoria inició la dupla junto a Martín Mozzicafreddo.

En esa ocasión, el recordado Luis Marello y el rosarino Damián Dossena aventajaron al bote maragato por más de 13 minutos y prácticamente tenían la victoria en el bolsillo.

Pero en la última etapa entre Zanjón de Oyuela y Viedma la bomba de achique comenzó a fallar en el bote y sumado a un importante oleaje producto por el viento, el agua comenzó a ingresar dentro de la embarcación.

La marcha de Marello-Dossena fue imposible de sostener a pesar del esfuerzo descomunal, pararon cuatro veces a sacar el agua hasta que a metros de la llegada y cuando la suerte ya estaba echada, el bote se hundió . El binomio Ortega-Pinta terminó logrando un triunfo impensado para todos y sobre los candidatos.

La suerte no está echada a veces. Sobre todo en el río Negro.

Corresponsalía Viedma

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de ésta sección