El interventor de Uocra Neuquén, amenazado y sin oficina

Damián Miller denunció que desde su arribo ha sido intimidado “hasta por redes sociales”. Todavía no pudo ingresar a la sede gremial que está ocupada.

19 may 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

“La Uocra no es andar con veinte matones apretando trabajadores o enfrentándose entre trabajadores”, dijo Damián Miller, designado como interventor de la seccional Neuquén del gremio de la construcción.

Aseguró que ayer se debió reprogramar una votación de delegados de obra en la zona de San Patricio del Chañar “porque en la puerta había un grupo de gente que se quería enfrentar con quienes íbamos a hacer la elección y la Uocra no es eso, no es violencia”.

Miller es el secretario general del sindicato en Viedma. En abril pasado fue nombrado por la conducción nacional como delegado normalizador por el término de seis meses. El sector que responde al dirigente Juan Carlos Levi cuestiona su designación.

“Del gobierno hablé con el ministro Gaido (responsable del área de Gobierno y Justicia), luego me reuní con Levi, con Godoy (Juan Ángel, secretario general interino, tras la salida de Víctor Carcar), con distintos compañeros que se acercaron sabiendo que había un delegado a cargo”, señaló Miller.

Agregó: “los trabajadores quieren frenar la violencia que proponen algunos sectores, como en el día de hoy (por ayer), que tuvimos que reprogramar una elección de delegados, fundamental para hacer un posterior llamado a elección de seccional.”

Insistió en que permanentemente es amenazado incluso por las redes sociales: “por acá no aparezcas, porque te va a ir mal. Esas cosas no se las cargo a nadie, pero llegan y tratan de imponer el miedo para que uno no realice la tarea gremial”.

En cuanto al pedido para que se desocupe la sede capitalina, de Alderete 433, Miller afirmó que “la comisión directiva central, como administradora de los bienes de la Uocra, ha hecho las prestaciones correspondientes.”

El delegado normalizador hizo hincapié en que es necesario ampliar el padrón de afiliados “para que tengan más participación los trabajadores. ¿Cómo se organiza la representación de esos trabajadores en nuestra institución gremial? Eligiendo un delegado que los represente en la vida orgánica del gremio, en las asambleas, en los plenarios de delegados, eligiendo sus representantes por cada obra para que participen allí. A partir de ahí ya comenzamos a dar administrativamente una señal para que Uocra central diga: bueno ya estamos casi con los trabajadores representados y en condiciones de votar”.

A partir de ahí Uocra central puede hacer un llamado a elecciones. “Esto puede demorar seis meses o dos años, depende de la actitud de cada agrupación, cada banda”, sostuvo Miller.

Números flojos
1.300

son los trabajadores afiliados que, según indicó Damián Miller, registra la seccional Neuquén del gremio de la construcción, Uocra.

10.000
son los trabajadores que se estima se desempeñan en el rubro de la construcción en la provincia.
Neuquén

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.