ZONA DE INVESTIGACIÓN: EL CASO OPS

Mario Cifuentes: ¿cómo construyó su emporio en la región?

OPS era ignota y, de pronto, se hizo opulenta. Los bienes familiares crecieron. Hoy está en crisis. Pero las inversiones de su dueño florecen en España y Argelia.

05 nov 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

Mario Cifuentes “puchereó” en los ‘90 hasta bien entrados los 2000, recuerdan amigos suyos. Todos sus emprendimientos fracasaban. Su suerte empieza a mejorar cuando se dedica al movimiento de suelos con Geoterra. Pero en el kirchnerismo se produjo el boom de crecimiento que dejó a muchos con la boca abierta.

Al cierre del balance 2003, OPS registraba apenas un saldo favorable de $ 73.239 pesos. Sólo un año después saltó a $ 766.269. Los créditos por ventas crecieron de 0 pesos a 2.088.765 en ese período. En 2004 el patrimonio neto de la firma era de 2.800.000 y saltó a 43.735,255 a inicios de 2009 (el doble respecto de 2008).

La expansión que reflejaban los balances era perfectamente visible para los ciudadanos: hileras e hileras de camiones con el logo de OPS se podían ver en Cipolletti -sobre Ruta 22-, Añelo y Rincón de los Sauces. También sorprendía la descomunal flota de máquinas Caterpillar.

De simple sociedad dedicada a la topografía y movimiento de suelos, OPS se convirtió desde 2003 en un emporio capaz de realizar obras de asfalto, remediaciones ambientales, impermeabilización de canales, construcción de ductos y conexiones petroleras, montajes industriales, mantenimiento de caminos... lo que se pidiera.

OPS, a su vez, fue generando muchas empresas satélites, ideadas para satisfacer todas sus necesidades operativas y para expandir sus negocios a la minería, las energías alternativas, el agro, la actividad inmobiliaria, incluso a eventos deportivos, transporte, alimentación, etcétera.

Al ritmo de este boom, las propiedades de la familia Cifuentes y de sus empresas fueron en aumento. Aquí algunas de las que posee, le atribuyen o se comporta como propietario:

• Edificio de 8 pisos de OPS en calle Julio Roca, Neuquén. Otras fuentes dicen que lo alquila.

• Obra de Alem y M. Muñoz, Cipolletti (paralizada).

• Dúplex en edificio sobre Diagonal Norte al 100.

• Locales y varios departamentos en edificio de Buenos Aires y Tte. Ibáñez, envidiable ubicación de Neuquén.

• Departamento en Torre Le Parc (F. Alcorta y G. Salguero), Buenos Aires.

• Departamento en Salguero y Libertador, Buenos Aires.

• Dúplex sobre calle Posadas, en Buenos Aires.

- Inmuebles en Rincón de los Sauces y Añelo.

• Chacra con cerezos y depósito de camiones sobre Ruta 151, cerca de Cinco Saltos.

• Chacra en Cipolletti.

• Departamento sobre Yrigoyen, en Cipolletti.

• Casa en calle Aravaca Hoces de la Hermida, en Madrid.

• Casa en calle Condes del Val en Madrid.

• Departamentos en Villanueva de la Cañada, en Madrid.

Además, tendría o tuvo vehículos de alta gama: varios Audi, Mercedes Benz, Volvo, BMW, Range Rover y Jeep. En España lo vieron manejar un Aston Martin de edición limitada.

Mario Cifuentes: ¿cómo construyó su emporio en la región?
El avión que se le atribuye a Cifuentes. Hasta viajaban empleados.

“El avión de Mario”

La leyenda instalada en la región señala que Mario Cifuentes también tenía avión propio: un Learjet 25D LV-OEL. Lo asegura también gente de su cercanía. Y la denuncia de los legisladores Sergio Wisky y Leandro López pide investigar otra nave que supone del empresario: un Learjet 31 c/n 31-183, que se lo vio “hangarado” en el aeropuerto de Neuquén y habría sido utilizado por directivos de OPS para “transportar funcionarios públicos nacionales y provinciales”, así como “autoridades sindicales”.

Cifuentes niega con énfasis la propiedad de alguna de estas naves. Admite sólo que le alquilaba “muchas veces” el Learjet 25D a la empresa Macair “de la familia Macri”, por conveniencia en los gastos de traslado de su personal.

Otras fuentes dicen, sin embargo, que “Mario le compró el avión a Carlos Colunga”, presidente de Macair. El avión, para 10 pasajeros y que integró el Escuadrón Fénix, en la Guerra de las Malvinas, terminó en el Museo de Aeronáutica de Morón por razones desconocidas. Se supo, asimismo, que también figuró como propietaria de la nave Editorial Sarmiento del kirchnerista Grupo Olmos, controlador de diario Crónica y Revista 23.

El mentado avión estuvo involucrado en la causa contra el exsecretario de Transporte de Kirchner, Ricardo Jaime. Colunga dijo ante la Justicia que un vuelo que hizo Jaime en ese aparato fue pagado por OPS. Pero la empresa lo negó ante la Justicia.

“Verdes” sacados al exterior

Un registro de argentinos que compraron dólares y los sacaron del país en 2008 y 2009 (de Nizkor, organismo mundial de derechos humanos) incluye a Mario Cifuentes y a su esposa, Mirtha Sali. Señala que ambos expatriaron 2.000.000 de dólares, el equivalente a más de 18 millones de pesos de entonces. “Es más. Creo que eran seis millones de dólares”, acota con picardía el titular de OPS. El dinero, se presume, fue destinado a inversiones del cipoleño en Madrid.

Martín Lanatta y los bolsos de Néstor

Martín Lanatta, uno de los condenados por los asesinatos de Forza, Ferrón y Bina en relación con la mafia de la efedrina, sorprendió en junio pasado al asegurar a un programa radial desde la cárcel de Ezeiza: “Voy a nombrar a una empresa que no está siendo investigada por corrupción, pero que es igual o más grande que Austral Construcciones de Lázaro Báez”. Y agregó: “Néstor Kirchner citaba al presidente de esta empresa para que le llevara los bolsos llenos de plata”. Se refería a OPS, según reveló luego el sitio Big Bang News, de Jorge Rial. En ese contexto también mencionó al exsenador Nicolás Fernández.

En el entorno de Cifuentes sostienen que Lanatta desvaría.

Hubo quienes recordaron que este presidiario fue visto entre un grupo de matones que habrían sido reclutados por OPS y enviados en vuelo a Rincón para hacer frente a una ofensiva gremial contra la empresa. Cifuentes se ríe: “Charlas de bar. Nunca vi en mi vida a Lanatta”.

Mario Cifuentes: ¿cómo construyó su emporio en la región?
Propiedad de lujo que se le atribuye a Cifuentes en Madrid, España, cerca del estadio Bernabeu.

El principio del ocaso de OPS

La repentina crisis de OPS, afectada por el fin de la década de esplendor de los negocios, el fin de la burbuja Vaca Muerta y el confinamiento que le dio YPF a su hijo pródigo, desembocó en el concurso preventivo y en un ajuste doloroso para el personal, traumático para el orgullo de Cifuentes. Y arrastra naturalmente a las demás empresas del grupo.

Los problemas para las finanzas de OPS emergieron -en realidad- con la llegada de Cristina al poder y luego se profundizaron con la estatización de YPF.

Los contratos que mantenían entre ambas empresas comenzaron a moverse con una progresiva discrecionalidad. A partir de 2013 la estatizada YPF no autorizó a trasladar los aumentos de costos a los números acordados en los contratos pese a existir una inflación anual de dos dígitos. Con esta asfixia progresiva, el tiempo hizo el resto.

En 2015, ya con serios problemas financieros en OPS, Cifuentes buscaba alternativas para desbloquear la situación que comprometía seriamente el flujo de caja de su empresa.

Con la llegada de Macri, las cosas empeoraron. Cifuentes sintió en carne propia la resistencia a ser recibido en las oficinas que las principales autoridades de YPF tienen en el edificio sobre Macacha Güemes. Entendió así que se le terminaron de cerrar las puertas. La era Galuccio, era parte de la historia. Sin posibilidad alguna de re-pactar los acuerdos firmados, recurrió en agosto de este año al concurso preventivo de acreedores como un intento de salvar OPS.

Días después de esta presentación judicial apareció la determinación de YPF, en forma unilateral, de rescindir el principal contrato que tenía su empresa en Rincón de los Sauces. La decisión fue lapidaria: a partir de ese momento alrededor de 50 millones de pesos mensuales dejaron de ingresar a OPS.

Horas más tarde la joven empresa Pecom Servicios Energía se hacía del millonario contrato.

YPF fue, durante la gestión Kirchner, una de las grandes abastecedoras de contratos para OPS. Con el cambio de gobierno, también lo hicieron los jugadores en casi todas las áreas hidrocarburíferas del país. Cifuentes no fue la excepción a esta regla.

En los últimos meses puede advertirse, por ejemplo, cómo las firmas de Mario y su esposa emitieron -sin solución de continuidad- cheques sin fondos por $ 42.774.236. El más llamativo proviene de la empresa Dead Cow Shared Service Center, por 6 millones de pesos el 13 de junio.

Cifuentes asegura que está dispuesto a lo indecible para remontar su emporio. Incluso capitalizando OPS con fondos particulares. ¿Los radicados en España también? El tiempo lo dirá.

En la edición de mañana: habla Cifuentes. No elude ninguna pregunta de “Río Negro”.

Cifuentes tiene muy bajo perfil y huye de fotos y de las redes sociales. Pero lo seduce la ostentación de poder.
Una ruta trunca
“Generalmente no hacemos obra pública”, dijo Cifuentes a “Río Negro”. Pero luego admitió que efectivamente es suya la obra de asfalto sobre Ruta 40, entre Barrancas y Malargüe.
Los trabajos, de 100 kilómetros, se presupuestaron en dos tramos, por un total de 554.408.635 pesos, un 240% más de lo establecido en los contratos. Uno debía terminarse en 2012 pero aún no supera la fase de proyecto. El otro debería concluirse en tres meses, pero apenas lleva ejecutado el 30% (y cobrado 133.396.243 pesos). Según se pudo saber, el directivo de Vialidad Sandro Fergola fue un contacto clave para la adjudicación de la obra a OPS.
Pereyra, amistad
¿y negocios?
Cifuentes y el líder gremial petrolero Guillermo “El Caballo” Pereyra son buenos amigos y no lo ocultan. Más de una vez se encontraron en España para compartir una buena mesa... y hablar de negocios. Este diario supo que -en un curioso gesto de generosidad- Mario le “prestó” camiones, aparentemente para la empresa de transporte de petróleo Soitué SRL dirigida por la exesposa de Pereyra (Norma Martínez) y sus hijos. Originalmente esa firma se llamaba Transporte Horizonte y la había creado el propio Pereyra junto a los compañeros sindicalistas Carlos Lorenzo, Ricardo Astrada y Osvaldo Marín.
Image

Mario vive en una torre de Le Parc, el exclusivo edificio donde también habita Marcelo Tinelli.

Roca

Últimas noticias de ésta sección