A Dilma le cuesta mantener el real

Esta semana volvió a perforar el piso de 1,70 por dólar

El Banco Central de Brasil necesitó esta semana realizar una megaintervención en el mercado cambiario para poder revertir la fortaleza de un real que el jueves llegó a quebrar los 1,70 por dólar por primera vez en casi cuatro meses. La moneda se debilitó después de dos intervenciones del Banco Central en el mercado cambiario. El real se depreció para terminar cotizando a 1,72 unidades por divisa estadounidense para la venta sobre el cierre del fin de semana. La cotización subió el jueves al máximo nivel intradiario de 1,6960, pero las intervenciones del Banco Central hicieron que la moneda revirtiera su tendencia. “Notamos algunas personas adelantando importaciones después de que el Banco Central entró (al mercado), en una señal de que puede ser que el dólar suba más en el futuro”, comentó el gerente de derivados de una correduría en Sao Paulo que no quiso ser identificado. Poco antes del mediodía del jueves, el Banco Central anunció una subasta de contratos de swaps cambiarios reversos, que funciona como una compra de dólares en el mercado futuro. “Está muy claro que el Central está dispuesto a contener la caída del dólar al enjugar el exceso de flujo”, comentó el economista jefe de la correduría BGC Liquidez, Alfredo Barbutti. Según Barbutti, el comportamiento del Banco Central no es poco común, dado que ya actuó en otros momentos para equilibrar los flujos en el mercado. Brasil sigue recibiendo fuertes entradas de dólares. Según datos del propio Banco Central divulgados el miércoles, el flujo cambiario del país era positivo en 6.520 millones de dólares en febrero hasta el día 17. No es un dato menor. La mayor parte de los inversores están volcando sus fondos en este mercado teniendo en cuenta la seguridad con la que cuenta.


Comentarios


A Dilma le cuesta mantener el real