A la pesca del crudo en aguas argentinas

Se realizan trabajos de sismografía 2D en las cuencas del Salado, Colorado y Argentina. Por primera vez se analizarán aguas profundas de hasta 3.500 metros. Parte del rastrillaje <br />se concentrará frente a las costas rionegrinas.



1
#

La petrolera nacional YPF junto a Statoil y Spectrum ASA comenzaron a relevar el mar argentino. El streamer de la empresa noruega ya surca aguas nacionales.

2
#

La empresa de bandera nacional YPF se embarcó en un estudio para conocer las potencialidades de las cuencas hidrocarburíferas offshore del país. No sólo por primera vez abarcará las aguas profundas del mar argentino, sino que además entre sus objetivos se anota sondear la continuidad de la costa rionegrina, más allá de las 12 millas náuticas.

Si bien solicitaron estudiar 532.000 kilómetros cuadrados de mar, los relevamientos ya comenzaron en el área de mayor atención que alcanza los 360.000 kilómetros cuadrados, y que comprende desde la zona límite con Uruguay hasta el norte de Comodoro Rivadavia, en la latitud 45°.

La zona corresponde a tres cuencas: la del Salado en el extremo norte, la del Colorado en el centro y hacia el sur y aguas aún más profundas, la cuenca Argentina.

Los trabajos parten del convenio que el año pasado YPF firmó con la empresa líder en actividad en el mar, la estatal noruega Statoil, y tienen como encargada de los estudios sismográficos a otra firma noruega, Spectrum ASA.

A diferencia de otros sondeos realizados en parte de las cuencas del Salado, Colorado, Golfo de San Jorge y Malvinas, los relevamientos sísmicos –que se pusieron en marcha hace pocos días– están destinados a abarcar aguas más profundas, llegando a marcas de entre 500 y 3.500 metros.

Desde YPF se indicó a “Río Negro Energía” que el actual “es un proyecto regional que permitirá avanzar en el conocimiento permitiendo luego focalizar en áreas de mayor interés”. Y se recordó que desde 2012 la compañía incorporó el offshore en aguas profundas a su estrategia empresarial.

Spectrum ASA incorpora para los sondeos un streamer de 12.000 metros con grabación continua, para obtener longitudes de registro ampliadas y datos de plegados altos. Una vez recopilados se realizará una interpretación completa del área a través de sísmicas PSTM, PSDM y productos de banda ancha.

Entre los estudios geológicos y geofísicos autorizados se permitió la confección de planos y levantamientos topográficos y geodésicos.

Se espera que estas primeras interpretaciones se presenten hacia octubre de este año, aunque el permiso de relevamiento otorgado por el ministerio de Energía de la Nación le dio a la firmas un plazo total de estudios de dos años.

Estos trabajos se dan en coincidencia con la convocatoria realizada por la cartera nacional para conocer el interés de las empresas hidrocarburíferas en explotar el offshore argentino, que actualmente sólo cuenta con trabajos en marcha en la cuenca Austral.

Es que precisamente los resultados de los estudios encarados por YPF y Statoil, que no implican concesiones de exploración en caso de hallarse potencialidades, pasarán a manos de la cartera nacional una vez terminado el plazo de estudios, es decir a principios de 2019.

En números

Datos

360.000
kilómetros cuadrados es
el área del mar en la cual
se están centrando los estudios sísmicos.
24 meses
es el plazo que tiene la firma noruega Specturm ASA para finalizar los trabajos.

Comentarios


A la pesca del crudo en aguas argentinas