Acompañantes terapéuticos reclaman mejoras laborales en Neuquén

Son contratados de Desarrollo Social de la provincia. Piden el pase a planta permanente. Tienen la misma carga horario que los empleados fijos, pero sin aportes y con un sueldo menor.



El grupo de trabajadores realizó una protesta en Casa de Gobierno.Siguen sin respuestas.

El grupo de trabajadores realizó una protesta en Casa de Gobierno.Siguen sin respuestas.

Los acompañantes terapéuticos de Desarrollo Social provincial denunciaron su situación laboral irregular. Los trabajadores se manifestaron en las puertas de Casa de Gobierno para exigir el pase a planta permanente.

Se trata de acompañantes terapéuticos que trabajan en hogares de niños judicializados, refugios, hogares de adolescentes y en domicilios.No estamos contratados, no tenemos obra social, no tenemos seguro, no tenemos aportes, estamos totalmente precarizados. Tenemos un sueldo mensual de $9.600 fijo” manifestó Jonathan Rivero. Son entre 80 y 100 personas las afectadas por esta situación.

“Nosotros tenemos la modalidad de 3 x 2. Trabajamos una mañana, una tarde y una noche. Dos francos y así sucesivamente” indicó Rivero. Su trabajo consiste en acompañar a niños y adolescentes en sus actividades escolares, les cocinan las 4 comidas del día y los llevan al médico. El hecho de que el trabajador traslade al niño hacia diferentes dependencias estatales, conlleva el peligro de sufrir un accidente o algún tipo de complicación que el seguro y la obra social deberían proteger.

El régimen de trabajo se basa en 120 horas diagramadas en diferentes hogares de niños y domicilios particulares. Es la misma modalidad que tienen los trabajadores de planta permanente.

El dato

9.600
pesos es el salario que perciben por su trabajo. No cuentan con seguro ni obra social.

“Nos propusieron sacarnos de los hogares y llevarnos a otras intituciones, pero no queremos andar de acá para allá”.

Jonathan Rivero es uno de los trabajadores contratados por el Estado.

Emilce Troncoso, subsecretaria de Familia de Neuquén convocó a los acompañantes terapéuticos a un concurso de suplentes. Los trabajadores dudan de la legitimidad del concurso, ya que temen que las personas que ingresen lo hagan porque son a fines a la línea política. “Están entrando personas a dedo y sacan a los acompañantes de los hogares. No concursan, no pasan el psicológico y no son evaluados”, explicó Rivero.

“Emilce nos propone sacarnos de los hogares y mandarnos a diferentes instituciones. No queremos andar de acá para allá y tampoco queremos que nos paguen los $9.600 sin trabajar”, agregó. Este medio intentó comunicarse con Emilce Troncoso pero no obtuvo respuesta.

Hay dos tipos de modalidades: los acompañantes terapéuticos que trabajan de manera grupal en los hogares y refugios de niños y adolescentes y los que trabajan con un solo chico, acompañándolo en la escuela o en algún hospital. El reclamo de los acompañantes terapéuticos es que se mantenga la fuente laboral, que tengan un contrato y que se respeten los años trabajados en los hogares. “Nuestro trabajo consiste como un educador de planta, en estar con los nenes. Yo estuve con 21 chicos a cargo, otras compañeras están a cargo de 18 chicos a la vez. Tenés que llevarlo a la escuela, darle de comer, llevarlos al médico, a sus actividades” dijo el acompañante terapéutico.

“En el hogar Misericordia tenemos 43 acompañantes terapéuticos donde tiene que haber un personal si o si de planta en cada guardia”, concluyó Rivero.


Comentarios


Acompañantes terapéuticos reclaman mejoras laborales en Neuquén