Logo Rio Negro

Admiten fallas en derivaciones hospitalarias

Las presenta el sistema de salud de Río Negro.





Pacientes de Sierra Grande “puentean” el hospital de San Antonio y se hacen atender directamente en Viedma.

VIEDMA (AV).- El Ministerio de Salud Pública de Río Negro pretende imprimirle un nuevo giro a las derivaciones hospitalarias buscando un ordenamiento a partir de un análisis de los procedimientos que presentan un importante cúmulo de dificultades. El secretario de Salud, Daniel Chiosso, explicó que se impulsará una modificación al Manual de Procedimientos para Prestaciones dentro del Sistema Prestacional, que beneficie a pacientes tanto de los ámbitos públicos como privados, dentro de la red de traslados e inversiones. La norma en vigencia –resolución Nº 15– data del 17 de julio de 1996 cuando la autoridad de aplicación era Javier Vilosio como presidente del Consejo Provincial de Salud Pública. El 12 de setiembre de 2001, el secretario Claudio Di Tella, promovió la resolución Nº 2876 que nunca llegó a aplicarse. Chiosso indicó que “hoy en día no estamos teniendo en cuenta la modernización tecnológica como el uso de internet en las comunicaciones, la incorporación de servicios hospitalarios en San Antonio Oeste (con dos pediatras), Las Grutas, Chichinales, El Cuy; una mayor complejidad en Villa Regina o las ofertas que tenemos en tomografía computada en Bariloche”. En la actualidad, se puede transmitir la imagen de una tomografía computada a Buenos Aires a fin de que un especialista de alta complejidad médica pueda emitir un diagnóstico sin necesidad de enviar el paciente. Aún así se siguen derivando, con los gastos que ello implica. En diversas reuniones celebradas con jefes de atención médica se concluyó en que existen -en forma generalizada- problemas de gestión para optimizar el otorgamiento de turnos en especialidades médicas, el flujo de traslados y actividades programadas. Se advirtió como contraproducente que no existe un seguimiento de turnos porque “en más de una oportunidad se requirió un turno ambulatorio desde General Conesa a Viedma; y desde esta ciudad no hubo una verificación. “Quizá ese día hubo paro hospitalario o faltó el médico por enfermedad, y el paciente viajó innecesariamente porque nadie le avisó de la suspensión” del servicio. Otras fallas están vinculadas con que muchos pacientes de Sierra Grande viajan directamente a Viedma sin acudir a su primera cabecera de referencia –San Antonio– o con que no existe asistencia integral en la provincia. Este último mecanismo, sólo habilita alojamiento, comida, y verificación del turno en derivaciones a Buenos Aires; pero un paciente de Los Menucos en tránsito a Viedma tiene que apelar en esta capital a posibilidades voluntarias y de solidaridad de organizaciones no gubernamentales o de algún familiar que lo pueda contener. Tampoco existe organización en la asistencia integral de otros usuarios que se atienden en forma ambulatoria en Bariloche, Cipolletti o en General Roca. Sólo en Cipolletti existe una casa de salud exclusivamente destinada a oncológicos pero no para los afectados de otras dolencias.

Archivo


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Admiten fallas en derivaciones hospitalarias