Advierten que traumatólogos cobran el doble de lo que el ISSN reintegra a los afiliados

Como los especialistas renunciaron al Colegio Médico facturan en forma individual pero cuando los afiliados van a la obra social a que les reintegren el dinero se encuentran que sólo les reconocen poco menos de la mitad.





Los casi 220 mil beneficiarios de la obra social del Instituto de Seguridad Social del Neuquén, ISSN, se ven obligados a pagar el doble por una consulta con un traumatólogo de lo que el organismo, después, les reconoce.

El consejero del ISSN Angel Alejandro Zalazar informó que el ISSN realiza los reintegros del 70% del valor de la consulta pero advirtió que «la dificultad es que no es el valor que los traumatólogos están cobrando en el consultorios, están muy por arriba de lo que se reconoce, en el consultorio le cobran el doble prácticamente de que lo que cobraban por convenio«.

Tras indicar que la atención al público está suspendida porque no se termina de sellar una pérdida de gas que hay en el exterior (al lado del cajero del BPN) en el edificio central de Buenos Aires 353, Zalazar se refirió a las negociaciones con los prestadores.

Historió que el 23 de junio los traumatólogos se fueron del Colegio Médico para formar su propia asociación y, por lo tanto, dejaron de facturar las prestaciones a través de esa organización profesional.

El presidente de la flamante Asociación Civil de Traumatología y Ortopedia de Neuquén, Darío Escobar, había informado que agrupaban a unos 90 especialistas en toda la provincia de los cuales 70 son de la ciudad de Neuquén.

El consejo del ISSN en declaraciones a FM Capital contó que el administrador, Néstor Martín, trabaja en buscar una salida al problema «pero aún no está resuelto del todo» y aclaró que «no es la totalidad de los especialistas sino un número importante que se quedaron en esta condición de no poder facturar».

Un tercio de la población

118.327
son los aportantes directos al servicio asistencial de la obra social de la provincia, según el último balance que publicó el ISSN. Es decir son los empleados a los que se les hace el descuento.
219.145
Son los beneficiarios del servicio de la obra social del ISSN en toda la provincia, lo que equivale a que uno de cada tres neuquinos está asistido por el organismo.

Adujo que hay una decisión del ISSN de no avanzar en convenios por especialidad «porque provocaría un caos, no son ellos los que conducen los destinos de la obra social y de ser así se abriría una caja de Pandora que implicaría entregarle la llave de la obra social a ellos».

En ese argumento ubicó la razón por la que aún no se avanzó con la asociación que ya está conformada de profesionales especialista que renunciaron al Colegio Médico disconformes con la forma en que se administran los honorarios.

Agregó que se había hecho contacto con traumatólogos de la provincia de Río Negro y reconoció que «hay especialistas que tienen convenios individuales y que los afiliados pueden atenderse mediante los servicios que se prestan a través de las clínicas».

«En líneas generales se nos ha informado se están propiciando las reuniones necesarios para actualizar los honorarios de los médicos, no se desconoce que estuvieron congelados, han tenido actualizaciones pero no satisfacen las pretensiones», dijo el consejero.

Adujo que la contratación de servicios profesionales que desde siempre mantuvo la obra social provincial «nos ha llevado a un callejón sin salida y la solución de fondo es contar con médicos propios para sostener esta discusión, que garanticen la atención en situaciones coyunturales y que operen como una suerte de equilibrio en el mercado» teniendo en cuenta que los afiliados al ISSN equivale a un tercio de la población de la provincia de Neuquén.

El ISSN informó que se garantizan las atenciones de urgencia en traumatología y se indicó que hay una veintena de profesionales que no renunciaron al colegio Médico y que, por lo tanto, pueden facturar sus prestaciones a la obra social provincial.


Comentarios


Seguí Leyendo

Advierten que traumatólogos cobran el doble de lo que el ISSN reintegra a los afiliados