Agua caída en la Línea Sur rionegrina fue bienvenida

Recomiendan precaución a los automovilistas.



#

Las lluvias trajeron un poco de alivio a los campos, aunque en los caminos vecinales resulta difícil circular.

INGENIERO JACOBACCI (AJ).- La intensa lluvia que se registró durante las últimas horas en gran parte de la Región Sur rionegrina, generó algo de alivio en una zona donde la sequía que la azota desde hace años viene causando serios trastornos y cuantiosas pérdidas económicas. El agua caída hasta anoche causaba algunas complicaciones en las rutas y caminos vecinales del oeste de la zona, pero ningún inconveniente serio en los pueblos. La lluvia comenzó a hacerse presente a media tarde del pasado jueves cubriendo desde oeste hacia el este, contabilizándose al cierre de esta edición un promedio de 25 milímetros de agua caída. En promedio, en lo que va de 2012 el registro pluvial se duplicó respecto a las mediciones de todo el año pasado. Entre febrero y marzo la lluvia caída en algunos lugares superó los 200 mm. También generó serios destrozos en localidades y parajes del oeste y del este de la región. En otros sectores, los pluviómetros solo lograron registrar unos 40 mm. Pero, en las últimas dos semanas las lluvias volvieron a hacerse presente con distintas intensidades y registros. La zona más “beneficiada” con el agua se extendió desde el oeste hacia el centro de la región, los registros tuvieron una tendencia descendente desde la Cordillera hacia la meseta. Hasta anoche en el Pilcaniyeu el agua caída llegaba a los 30 mm y desde Comallo a Maquinchao a los 18. Si bien por momentos cobraban intensidad, las precipitaciones no causaron mayores problemas en las zonas urbanas. El agua renovó las esperanzas de los ganaderos que desde hace años vienen padeciendo las nefastas consecuencias que provoca la sequía. “La lluvia fue pareja y muy bienvenida. Ojalá continúe porque nos hace mucha falta” señalo una campesina de la zona de Maquinchao, localidad donde al cierre de esta edición el cielo amenazaba con despejarse. Jacobacci continuaba cubierto de nubes amenazantes. En Comallo y Pilcaniyeu la lluvia era muy tenue. El agua generaba algunos inconvenientes en ruta y caminos vecinales cuyo estado era “pesado, con abundante barro y agua sobre las calzadas”. En la Ruta Nacional 23, las mayores complicaciones se registraban en las zonas donde trabajan las empresas que construyen la nueva traza para su pavimentación y en aquellos sectores que fueron reparados luego de aluvión del pasado 8 de marzo. “Tenemos sectores con agua que no generan peligro para vehículos medianos. Pero los vehículos chicos pueden tener algún problema por el barro y la circulación de camiones puede generar algunas complicaciones en la traza. Sobre todo en sectores donde se construye la nueva Ruta 23 y se han realizado desvíos y el terreno puede estar algo blando y movedizo. Sería importante que estos vehículos se abstengan de circular hasta que la ruta se oree un poco para evitar complicaciones”, sostuvo el Jefe de Vialidad Nacional del Distrito Jacobacci, Arturo Bozzolasco.


Comentarios


Agua caída en la Línea Sur rionegrina fue bienvenida