Al menos 122 muertos tras chocar dos aviones en el aeropuerto de Milán

Entre las víctimas hay un ciudadano argentino. Descartaron que haya sido un atentado terrorista.

Al menos 122 personas murieron ayer cuando un avión de la Scandinavian Airlines System (SAS) chocó con una avioneta en el aeropuerto milanés de Linate, en Italia, en medio de una densa niebla, y luego se estrelló contra el edificio donde se depositan los equipajes y se incendió.

La aeronave de pasajeros de la línea SAS, con 110 personas a bordo y destino a Copenhague, colisionó en medio de una densa niebla con un avión privado alemán, con cuatro personas a bordo, que se le cruzó en la pista.

A causa del choque, el avión escandinavo MD-87 (Boeing/McDonnell Douglas), con 104 pasajeros y seis tripulantes, se estrelló contra un hangar utilizado en el transporte de equipaje en el que trabajaban unas 20 personas.

Al menos cuatro personas murieron calcinadas en el hangar, según medios locales. Otras tres personas fueron trasladadas al hospital, una de ellas en estado grave.

«Allí el avión se partió en tres pedazos», declaró un testigo.

«Escuché tres fuertes explosiones, luego el avión y el hangar se incendiaron», agregó.

Las autoridades italianas señalaron que murieron tanto las personas que iban a bordo del MD-87 como los cuatro ocupantes de la avioneta Cessna 525 A que se interpuso frente al avión de SAS.

Entre las víctimas hay un argentino. Se trata de Alberto Cottaramusino, de 32 años. Su esposa, Analía Mendez, confirmó que su marido viajaba en el vuelo siniestrado, aunque mantenía esperanzas de que esté vivo porque viajaba en el sector menos afectado por el accidente. Sin embargo, la compañía aérea dijo que no había sobrevivientes.

Los controladores aéreos denunciaron después de la tragedia que el radar de tierra está roto desde hace un año. Eso podría haber sido una de las causas del incidente, indicó el portavoz Michele Bufo a la cadena de televisión italiana RAI.

Sólo funciona el radar que controla los movimientos de vuelo. La situación es aún más grave teniendo en cuenta que en Linate hay a menudo densa niebla que dificulta la visibilidad.

Las autoridades italianas y alemanas descartaron que se haya tratado de un atentado, hipótesis que se manejó en un primer momento y que generó aún más caos en el aeropuerto, donde la niebla hacía muy difícil saber al principio lo que estaba ocurriendo.

La Fiscalía inició investigaciones por negligencia y el Ministerio del Interior aseguró que el accidente fue causado por un error humano.

También la aerolínea SAS rechazó que haya indicios de un ataque terrorista y envió tres aviones con especialistas para investigar las causas del hecho y asistir a los familiares de las víctimas.

En el aeropuerto de Kastrup en Copenhague se creó un centro de crisis y se afirmó que los familiares podrán volar de inmediato a Milán si así lo solicitan. El portavoz Jorgen Lindegaard reconoció que los efectos económicos serán muy graves para la empresa, ya afectada como el resto de las compañías aéreas mundiales por la caída en el número de pasajeros desde los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos.

Según las informaciones que se tienen hasta el momento, el avión de SAS ya había llegado a su máxima velocidad y estaba a punto de despegar cuando se le cruzó el Cessna, por lo que no hubo posibilidad de evitar el choque, sobre todo si se tiene en cuenta la mala visiblidad, que impidió a los pilotos ver al otro avión hasta el último momento.

Entre los pasajeros de la aeronave se encontraban 48 italianos y 56 extranjeros y 6 miembros de tripulación. El Cessna alemán, que se dirigía a París, había aterrizado el día anterior en Milán y era dirigido por dos pilotos de NRW. Junto a ellos murieron dos pasajeros italianos.

«Vi cómo trabajadores ardiendo salían del hangar», relató un testigo. Las tareas de rescate se vieron dificultadas en gran medida por la niebla, que entre otras cosas impidió la utilización de helicópteros. El hecho se produjo a las 08:14 horas (06:14 GMT) y horas después se seguían escuchando gritos de sobrevivientes en el hangar, según la televisión italiana. Hasta ayer se había recuperado unos 75 cadáveres. Sin embargo,sólo se habría logrado identificar a 20 víctimas. (ANSA / DPA)

Tres explosiones que asomaron al infierno

Los testigos del accidente aéreo contemplaron ayer «tres explosiones y luego…el infierno», con más de un centenar de personas cerca de las llamas, bajo una espesa niebla y el recuerdo inevitable de una guerra que comenzó una noche antes en Afganistán.

El aeropuerto milanés de Linate vivió ayer su jornada más trágica en casi 70 años de actividad al chocar, en medio de una visibilidad reducida, el avión de la compañía escandinava SAS con la pequeña avioneta de las que usan los hombres de negocios, en plena operación de despegue.

«He oído tres explosiones y luego he visto una gran llamarada, como si se me viniese encima el infierno», relató momentos después uno de los trabajadores del aeródromo testigo presencial de la tragedia. Con sonrisa nerviosa y el miedo adherido todavía a las palabras, este empleado de una de las cooperativas que tienen su sede en el aeropuerto milanés desgranó paso a paso el espeluznante accidente.

«Tras el choque, el avión -a punto de elevar el vuelo- salió disparado y se dirigió como un obús contra uno de los edificios del reparto de equipajes, que ha quedado reducido a escombros, en medio de grandes llamaradas».

Esa columna de llamas, en medio de la densa niebla, la ha visto elevarse, como un espectro, Rocco Salerno, que gestiona una gasolinera en las cercanías de Linate, un aeropuerto prácticamente incrustado en el mismo casco urbano de la ciudad de Milán. (EFE)

El más grave de los 30 últimos años

ROMA (ANSA) – El accidente aéreo en el aeropuerto milanés de Linate, que causó ayer al menos 122 muertos y cuatro desaparecidos, es el más grave de los últimos 30 años en Italia.

La cronología de los accidentes aéreos en Italia desde 1972 hasta ayer es la siguiente:

• 16-4-72: Un Fokker 27 de la compañía ATI se estrella en los montes cercanos a Frosinone (centro de Italia): 18 muertos

• 5-5-72: Un DC 8 de la Alitalia choca con la montaña que cercana al aeropuerto de Palermo: 115 muertos.

• 31-10-72: Un Fokker 27 de la ATI cae en las montañas cercanas al aeropuerto de Bari (sud de Italia): 27 muertos.

• 1-1-74: Un Fokker 28 de la Alitalia cae en el aeropuerto de Turín: 28 muertos.

• 23-12-78: Un DC9 de Alitalia cae al mar cuando se aterrizaba en el aeropuerto de Palermo (Sicilia): 108 muertos.

• 14-9-79: Un DC9 de la ATI se estrella contra el monte Capoterra (Cagliari, Cerdeña): 31 muertos.

• 27-7-80: Un DC9 de la Itavia en vuelo de Bolonia a Palermo cae al mar Tirreno por razones aún desconocidas: 81 muertos.

• 15-10-87: Un ATR 42 de la ATI, en vuelo de Milán a Colonia (Alemania) se estrella poco después del despegue en la provincia de Como: 37 muertos.

• 17-10-88: Un Boeing 707 de la Uganda Airlines está por aterrizar cuando se estrella contra un galpón en un barrio de Roma: 33 muertos.

• 14-12-95: Un Antonov 24 de la Banat Air (Rumania) se estrella poco después de despegar del aeropuerto de Villafranca (Verona): 49 muertos.

Pese a que no ocurrió en Italia, el mayor número de italianos muertos en un accidente aéreo son 137 del Boeing 707 de la Independent Air cuando se dirigía a República Dominicana y se precipitó al mar cerca de las Azores el 8 de febrero de 1989 (el total de víctimas fue de 142).

La actriz Brigitte Nielsen se salvó

La actriz danesa Brigitte Nielsen se salvó milagrosamente ayer de figurar entre la lista de víctimas del mayor desastre aéreo ocurrido en Italia en los últimos 30 años y que causó la muerte de 122 personas en el aeropuerto milanés Linate.

La actriz canceló repentinamente su viaje en el vuelo SK 686 de la aerolínea escandinava, procedente de Milán con rumbo a Copenhague, que se estrelló con un avión Cessna.

La ex esposa del reconocido actor norteamericano Silvester Stallone iba a viajar a Copenhague para ver a su madre y debió cancelar su vuelo al anticiparse la grabación de un programa de televisión del que debía participar.

Brigitte Nielsen, quien cumplió 38 años el 15 de julio, se presentó ayer a la grabación del programa con su marido y sus dos hijos emocionada por la feliz circunstancia y anunció que visitará más adelante a su madre.

«Ahora estoy feliz de estar junto a mi familia», dijo Nielsen.

«No sé si fue el destino o qué, pero lo que sí sé es que cuando se pasa un momento tan difícil como éste hay que tratar de seguir mirando hacia el futuro porque la vida sigue adelante de todos modos», agregó la actriz. (ANSA).

Foto: El aeropuerto de Linate está incrustado en el casco urbano de Milán y albergó ayer la tragedia, que sacudió al mundo cuando se estrellaron las dos naves.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios