Alemania, la otra cara: apenas 6,7% de desocupación



BERLÍN.- Mientras el desempleo se convierte en la mueca más dramática de la crisis en Europa, Alemania volvió a exhibir ayer un mercado laboral más sonriente que nunca con su mejor enero en dos décadas. El dato coincide con otros: la primera economía europea entra en 2012 con paso firme. La tasa del desempleo alemán cayó en enero a un 6,7% en términos desestacionalizados, una décima menos que en diciembre o 34.000 personas menos sin trabajo, informó la oficina federal de empleo (BA) en la ciudad de Nüremberg. El mejor dato de empleo en enero registrado en los últimos 20 años sorprendió a los analistas, que esperaban una mejora más moderada. Los empresarios germanos siguen contratando pese a la crisis en Europa. “Las cifras de actividad y de afiliados en la seguridad social registraron un fuerte aumento y la demanda de mano de obra sigue en un nivel alto”, destacó el director de la BA, Frank-Jürgen Weise. Son 264.000 desempleados menos que en enero de 2011, cuando la tasa era del 7,9%. Esta subida, sin embargo, “puede atribuirse exclusivamente a efectos estacionales”, explicó Weise: el invierno trae un parón en la agricultura y la construcción, y muchos comercios recortan empleos tras el fin de la temporada navideña. El buen enero alemán contrasta con el crudo diciembre europeo: según cifras difundidas también hoy por la agencia estadística Eurostat, la tasa de desempleo en los 17 socios del euro trepó ese mes a un 10,4%, su nivel más alto desde 1998. También otros datos apuntan a que Alemania superó velozmente el parón que sufrió en el último trimestre del 2011 por la crisis de deuda en el continente. La confianza de los inversores en la coyuntura alemana (medida por el instituto ZEW) sorprendió ya en enero con una mejora. También volvió a subir pese a la crisis el índice que mide las perspectivas de negocio de las empresas (Ifo). (DPA)


Comentarios


Alemania, la otra cara: apenas 6,7% de desocupación