Algunas comparaciones entre Lomas de Zamora y Neuquén

NEUQUEN (AN).- Con una superficie equivalente al 1% del territorio neuquino y una densidad demográfica que multiplica 304 veces la de esta provincia, la diócesis de Lomas de Zamora aguarda que Agustín Radrizzani asuma el gobierno episcopal en dos semanas. El neuquino deja una jurisdicción con 520.000 habitantes para conducir otra donde viven casi dos millones de personas.

Radrizzani será el cuarto obispo de Lomas, una diócesis creada por Pío XII en 1957 en los partidos bonaerenses de Almirante Brown, Esteban Echeverría, Ezeiza, Presidente Perón, San Vicente y Lomas de Zamora. Lanús, que originalmente estaba incluido, fue separado y unido a la de Avellaneda, liderada por Rubén Frassia, anterior vecino de Radrizzani en San Carlos de Bariloche.

El primer obispo de Lomas fue Filemón Castellano, que renunció en abril de 1963 por cuestiones de salud para ser sucedido por Alejandro Schell. Este murió en septiembre de 1972 y fue reemplazado dos meses después por un santafesino nacido en Firmat 46 años antes: el conservador Desiderio Collino, cuyo primer cargo episcopal fue auxiliar en la tradicionalista diócesis de Rosario a inicios de 1972. Actualmente es miembro de la comisión episcopal de liturgia.

En esa época en el conurbano bonaerense se afianzaban y extendían las nuevas ideas y tendencias consagradas por el concilio Vaticano II, especialmente en las barriadas obreras. Poco tiempo antes, Jerónimo Podestá había renunciado a conducir la diócesis de Avellaneda, cuando su espíritu renovador encontró un techo en el episcopado.

En el país, el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo -surgido de los curas obreros, los religiosos misioneros, las ligas agrarias de la Mesopotamia y los contactos con sindicatos y organizaciones políticas de base- se extendía, y Collino decidió poner en su diócesis un dique a ese avance. Su acción pastoral se identificó desde un inicio con la línea conservadora de la Iglesia argentina.

El porcentaje de católicos en Lomas de Zamora -81- es nueve puntos menor que en Neuquén, pero la población estimada es cuatro veces más. Aunque solamente cuenta con 30 iglesias y capillas más que Neuquén, en Lomas trabajan 164 sacerdotes, 349 religiosas y hay 86 casas de congregaciones y órdenes religiosas. Las cifras para la provincia que deja Radrizzani son menores en los tres casos: hay 58 sacerdotes; 95 religiosas y 28 conventos de congregaciones.

Nuevo destino, otra comisión

NEUQUEN (AN).- El regreso de Agustín Radrizzani a la zona sur del Gran Buenos Aires, de donde es oriundo, también puede convertirse en un cambio de su posición en la estructura eclesiástica argentina. Radrizzani actualmente se desempeña como presidente de la comisión episcopal de vida consagrada, que se ocupa de las cuestiones atinentes a las congregaciones y órdenes religiosas. Pero no se descarta que en el futuro sea llamado a integrar el estratégico equipo de pastoral social.

Aunque las autoridades de las comisiones episcopales rotan cada cuatro años y las designaciones actuales se hicieron el año pasado, los conflictos desatados Francisco García Caliendo, mano derecha del arzobispo cordobés Raúl Primatesta se resolverán en cambios a mediano plazo, según la morosidad que acostumbra la Iglesia. García Caliendo comprometió a la comisión episcopal que preside su jefe con el sindicalismo peronista cuando apoyó el año pasado, una movilización de la CGT disidente en Plaza de Mayo. Esa aproximación explícita no fue bien vista por los colegas de Primatesta en el episcopado, y le pidieron la renuncia de García Caliendo. Como única respuesta, el cordobés lo desplazó apenas de su cargo anterior.

La tradición de Neuquén como una diócesis preocupada por las cuestiones sociales -la imagen de Jaime de Nevares resulta fundamental en esa caracterización- y el refuerzo de los equipos de conducción -los dos de pastoral social, el general de la provincia y el del oeste de la capital; migraciones y aborigen- durante la gestión de Radrizzani lo colocan como candidateable a un puesto en la comisión donde Primatesta tambalea. Además, Radrizzani tiene una posición próxima a la «nueva generación» de obispos de la Argentina integrada por Justo Laguna -Morón- y Jorge Casaretto -San Isidro-, entre otros, diferenciada de la «guardia vieja» al estilo del cordobés, del obispo de Luján, Emilio Ogñenovich y del mismo Desiderio Collino.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios