Ambientalistas definen postura para la reunión con Timerman

Realizarán hoy una asamblea para definir la delegación. Piden realizar el encuentro en Entre Ríos. Dudas técnicas.



#

Archivo

GUALEGUAYCHÚ (DyN) - Los asambleístas de Gualeguaychú definirán hoy en asamblea quiénes serán los representantes del grupo que asistirán al encuentro con el canciller Héctor Timerman y estimaron que lo “más positivo” sería que la reunión se concrete en Entre Ríos. En tanto, el ex gobernador de Entre Ríos Jorge Busti sostuvo que en el Gobierno nacional “no hay voluntad política de realizar un control de esta pastera que es evidentemente contaminante” y señaló que con la firma del acuerdo entre los presidentes Cristina Fernández y José Mujica “se buscó un impacto político internacional para que Botnia se quede”. José Pouler, uno de los integrantes de la asamblea ambiental que protesta por la instalación de una papelera finlandesa sobre la costa fraybentina del río Uruguay, señaló que “sería más positivo que el canciller viaje a Gualeguaychú”. Estimó en ese marco que la reunión con Timerman se realizará recién entre el miércoles o jueves. Ante el pedido formal que enviaron los asambleístas para concretar un encuentro, Timerman les planteó ayer que podría llevarse adelante “hoy, mañana o el domingo”, antes de la Cumbre del Mercosur, y sino debía ser postergado para después del miércoles. El asambleísta dijo que en una asamblea extendida que se realizará a las 17.30 en Arroyo Verde, donde se mantiene una guardia permanente tras el levantamiento del corte de la ruta 136, se decidirá quienes participarán de la reunión con el funcionario . Respecto de la fecha del encuentro, Pouler señaló que “hubo una confusión. Tenemos entendido que el canciller tiene que asistir a la Cumbre del Mercosur y en lo que respecta a nosotros no creo que podamos armar algo en tan poco tiempo”. El asambleísta adelantó que pedirán al canciller “saber en profundidad detalles de la letra chica” del acuerdo que firmaron Argentina y Uruguay el pasado miércoles. Para los asambleístas, el acuerdo binacional por el monitoreo a la empresa finlandesa y todo el río “salió a pedido del país vecino, incluso no contempla nada el monitoreo continuo y lo peor es que se adapta a los pedidos de la Dinama –Dirección Nacional de Medio Ambiente de Uruguay– que no considera que contaminar es un delito”. En tanto, el bioquímico y profesor de Toxicología Carlos Goldaracena planteó sus dudas respecto al control atmosférico circundante, el monitoreo de la planta, el monitoreo del río y la conformación del comité científico. Goldaracena, consideró “incompleto y poco claro” el acuerdo al que llegaron los presidentes de Argentina y Uruguay sobre el control de la fábrica de celulosa. “Es una declaración política, porque si es un plan es acotado e incompleto”, remarcó.

Los asambleístas quieren detalles de la “letra chica” del acuerdo con Uruguay.


Comentarios


Ambientalistas definen postura para la reunión con Timerman