Angola cautivó a Cristina: estrechó vínculos

Su presidente lleva 32 años en el poder.




La mandataria argentina recibida por José Eduardo Dos Santos.

BUENOS AIRES.- La presidenta Cristina Fernández cerró ayer su promocionado viaje por Angola con cientos de empresarios, con una enfática defensa de la democracia, en un país que lleva más de 30 años gobernado por la misma persona.

La mandataria argentina promocionó productos argentinos y consideró que hay “grandes oportunidades de negocio” con Angola.

En la feria argentina -donde también había productos de La Salada- el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, fue también la estrella de la gira y el apuntador y cicerone de la presidenta.

Cristina volvió a advertir las consecuencias de la militarización del Atlántico Sur y ratificó el reclamo de soberanía argentina sobre las Islas Malvinas.

“A los golpes de Estado debemos condenarlos enfáticamente. No hay posibilidad de desarrollo, de crecimiento de inclusión y de respeto del resto de los países del mundo si no hay democracia”, sostuvo Fernández en su último día de visita a un país que es gobernado por José Eduardo Dos Santos, hace casi 32 años.

En sendos discursos que pronunció ante la Asamblea Nacional (el Parlamento) angoleño y luego del encuentro que mantuvo con Dos Santos, la jefa del Estado resaltó la importancia de la complementación económica entre los dos países porque “Argentina es un país emergente y Angola un país en reconstrucción”, dijo.

“Quienes hemos pasado por una guerra o por largos períodos sin democracia, sabemos de los valores insustituibles que tiene la democracia”, sostuvo la mandataria ante los parlamentarios angoleños al tiempo que advirtió sobre las “minorías” que “logran enfrentar a un país entre hermanos” porque “es el punto de partida para el desastre total”.

En una parte de su mensaje, la jefa del Estado recordó la participación de Ernesto “Che” Guevara en el proceso de independencia de Angola y afirmó que si bien las dos naciones “nos libramos del yugo colonial, luego vinieron otras formas de colonización económica, cultural y tecnológica”. Por esa razón, exhortó a “estar unidos para lograr esa segunda independencia que asegure a nuestros pueblos un desarrollo equitativo”.

Recordó el rol de los afroamericanos en las guerras por nuestra independencia, muchos de los cuales, dijo, provenían de Angola, y al Sargento Cabral, así como al “Negro” Falucho, ambos descendientes de esclavos.

Tras destacar la importancia de la cooperación sur-sur para lograr “la segunda independencia que significa trabajo digno e inclusión social” para los pueblos de esas naciones, la jefe de Estado destacó la potencialidad de la relación bilateral entre Argentina y Angola.

Previo a su reunión con el presidente angoleño y la visita a la Asamblea Nacional, Fernández había homenaje a Heroínas de la lucha por la independencia de Angola en el Monumento que las recuerda en el centro de Luanda.

Allí, instada por varias angoleñas con pañuelos en sus cabezas, la jefa de Estado se animó a sumarse al baile moviendo las caderas y las manos al ritmo de una música tradicional con tambores. (DyN y Redacción Central)


Comentarios


Angola cautivó a Cristina: estrechó vínculos