Antes del retiro, unos temitas pop 11-01-04





NUEVA YORK (AP)- Luciano Pavarotti ha actuado desde hace tiempo con artistas pop, desde el cantante irlandés Bono hasta la estadounidense Mariah Carey, y sus grabaciones de música variada con el grupo de los Tres Tenores han atraído al gran público. Sin embargo, el legendario tenor italiano tardó años en decidirse a grabar finalmente su primer disco pop. ``No consideraba verdaderamente necesario incursionar en un terreno que no era el mío'', dijo el artista de 68 años en una entrevista concedida a The Associated Press en su departamento del Parque Central de Nueva York.

Pero sus vacilaciones no se debían a que no le gustase la música pop, ya que ha invitado a muchos cantantes de ese tipo de música -entre ellos al astro puertorriqueño Ricky Martin -- a su serie anual de conciertos benéficos titulada "Pavarotti y sus amigos''. "Algunos consideran que ``la palabra 'pop' es peyorativa, porque significa música poco importante. Yo no acepto eso'', dijo Pavarotti. ``Tampoco acepto que la palabra clásica' sea equivalente de música aburrida. Es la música la que es buena o mala''. Sin embargo, durante años Pavarotti rechazó las sugerencias de su sello Decca para que grabase un álbum de música ligera, tal como han hecho muchos de sus colegas operísticos. Y sólo aceptó cuando una de sus hijas le mostró un material que le parecía perfecto para su padre. El resultado es ``Ti adoro'' (Te adoro), un álbum de baladas que ha logrado cuantiosas ventas desde su lanzamiento en septiembre.

Pavarotti dice que grabar ese disco, cuyos temas son todos inéditos, fue una tarea aún más ardua que prepararse para una producción de ópera. ``Si se tiene en cuenta que tuve que aprenderme once o doce temas en un mes, y que eran muy distintos a lo que suelo cantar, puedo decir con certeza que fue un reto mayor'', dijo. El superastro italiano se prepara para retirarse de los escenarios de ópera y ha anunciado que hará su última presentación en la Opera Metropolitana de Nueva York en marzo. Hace casi dos años, Pavarotti canceló por enfermedad otra presentación en el Met y algunos de los asistentes a la función abuchearon el anuncio de los funcionarios de la ópera de que el tenor no cantaría esa noche. A una pregunta sobre el incidente, Pavarotti se ríe. ``Si uno está enfermo está enfermo... el público es inteligente'', dijo, y remedó lo que habría dicho aquella vez si se hubiese presentado afónico ante el público: ``Aquí estoy. He salido de la cama para venir aquí a decirles que no pueblo hablar''. ``Habría sido innecesario'', agregó.

El año pasado, el tenor se casó con su compañera Nicoletta Mantovani. Y Pavarotti dice que el principal motivo de esa boda entre ambos, que han sido compañeros desde hace largo tiempo, fue Alice, la hija de ambos, que apenas ha cumplido un año. ``Lo hice por Alice, no por los demás'', dijo. ``Lo hicimos por la bebita, para que tuviera un papá y una mamá casados. Y aquí estamos''.


Comentarios


Antes del retiro, unos temitas pop 11-01-04