Arriesgada movida para recuperar su camioneta

La mujer reconoció su Duster en Cipolletti y siguió al conductor. Lo alcanzó, discutieron y hasta logró arrebatarle las llaves. Al fin llamó a la policía, que allanó una casa y recuperó los papeles.



CIPOLLETTI

Ayer a la mañana una mujer a la que le habían hurtado su camioneta en marzo advirtió que la Renault Duster estaba en marcha en la esquina de Miguel Muñoz y Brown. Decidida a recuperarla, la siguió con otro vehículo y hasta protagonizó un altercado con el conductor en la calle Ecuador del barrio Don Bosco. A tal punto llegó la situación que en medio de la discusión alcanzó a apoderarse de las llaves de la camioneta, pero el hombre se refugió en una vivienda. La damnificada llamó a la policía, los uniformados allanaron la casa y secuestraron allí toda la documentación del vehículo sustraído.

El comisario Julio Gutiérrez, titular de la Comisaría 24ª, reconoció al ser consultado por este medio que la vivienda allanada pertenece a la familia Montecino. De hecho, surge de varias causas judiciales que allí vivía Ruth Montecino antes de ser detenida para cumplir una condena de 15 años de prisión por narcotráfico. Sus hijos, que están en libertad, tienen una compraventa de vehículos y se investiga si el conductor de la camioneta tiene o no alguna relación con ellos.

El 25 de marzo la dueña estacionó su Duster gris en la avenida La Plata y Castello de Cipolletti. Se bajó a un quiosco, dejó la camioneta con la llave puesta y un desconocido ladrón no dejó pasar la oportunidad. Tras advertir la sustracción, la mujer radicó la denuncia en la Comisaría 32ª pero no tuvo más novedades del vehículo hasta ayer.

Desde la Comisaría 24ª informaron que en la esquina de Miguel Muñoz y Brown la damnificada reconoció a su camioneta y persiguió al conductor hasta alcanzarlo en la calle Ecuador al 1200. En esa cuadra increpó al sujeto que manejaba la Duster y "le manoteó" la llave. Ante esa inesperada reacción, el hombre corrió y se metió a una casa que también tiene departamentos en la parte trasera. La mujer llamó a la policía y los efectivos secuestraron el vehículo, que había quedado estacionado en la vía pública. Se solicitó además un allanamiento urgente en el domicilio y el juez lo autorizó. En la casa encontraron en un maletín la tarjeta verde y el resto de los papeles de la Duster, los mismos que estaban en la guantera de la camioneta cuando fue sustraída.


Comentarios


Arriesgada movida para recuperar su camioneta