Artistas sostienen que la flexibilización del sector es insuficiente

Para el teatro significa un problema más que un beneficio. Para la música y las producciones audiovisuales tiene luces y sombras.



Las salas continúan pagando alquiler e impuestos como si estuvieran en pleno funcionamiento (Foto: Archivo)

Las salas continúan pagando alquiler e impuestos como si estuvieran en pleno funcionamiento (Foto: Archivo)

Este lunes, el gobernador Omar Gutiérrez anunció una medida de flexibilización de la cuarentena que incluye a las actividades artísticas. Desde las primeras horas del martes, se permite que “artistas y asistentes puedan asistir a los espacios o lugares de producción y ensayo, sin concurrencia de público”, según se lee en el decreto provincial.

La medida puede parecer un primer paso para la vuelta al ruedo, pero lo cierto es que desde las distintas ramas del arte señalaron que no es más que una medida que permite despuntar el vicio, sin reactivar realmente la industria cultural.

Para la emergencia económica del sector es un anuncio vacío, para la necesidad de encontrarse con el arte puede significar cierta alegría. Para los que vivimos de esto ensayar no nos genera ingreso, nos genera un gasto”, señaló al respecto Pablo Todero, actor, director y conductor del teatro Ámbito Histrión.

Es como ponernos un caramelo al que no podemos llegar nunca”, resumió el teatrista a la vez que reclamó inclusión de los espacios de discusión del Estado. “Lo que pedimos es que realmente se nos llame a conversar y tener una participación un poco más profunda en esta situación. Creo que no se nos está escuchando”, sostuvo.

En el mundo de la música, esta flexibilización tiene algunos puntos positivos, aunque tampoco es suficiente.

“Me parece positivo para la gente que tiene salas de ensayo, después también me parece positivo para bandas que puedan volver a ensayar. El tema es la capacidad máxima porque en Neuquén las salas de ensayo son chicas. Sería posible solo si el Ministerio de las Culturas habilitara sus espacios”, confió el músico local Rafo Grin.

Sobre la posibilidad de que esta flexibilización sirva para realizar transmisiones por streming, el músico señaló que las condiciones de Neuquén no permiten que eso sea redituable. “Para músicos reconocidos esto le favorece porque se juntan en un teatro, lo filman y lo transmiten por streaming y eso te genera ganancia, pero esa realidad acá no está”, confió Grin.

Otro de los puntos positivos que observa el músico está relacionado con los estudios de grabación  que podrán comenzar a trabajar. “Me parece bien para los dueños de estudios de grabación porque se va a poder volver a grabar de a un músico a la vez”, subrayó.

 En el campo audiovisual, el decreto permite volver a las productoras y realizar actividades puertas adentro, pero no incluye la posibilidad de rodar producciones.

“Está buenísimo que nos hayan permitido ir a la productora, pero las limitaciones las seguimos teniendo porque no podemos salir a grabar”, destacó Agnese Boaretto de la productora Frater audiovisual.

Siempre que se vaya flexibilizando nos va a beneficiar, pero después de estar dos meses parados es complicado que la rueda empiece a girar, más teniendo horarios y limitaciones”, agrego al tiempo que señaló la necesidad que se creen concursos para artistas audiovisuales.

Más allá de las apreciaciones personales de los representantes del sector, este martes las agrupaciones de artistas estaban comenzando a reunirse para debatir las posibilidades que abre esta nueva flexibilización de la cuarentena.


Comentarios


Artistas sostienen que la flexibilización del sector es insuficiente