Artrosis en animales: detección y tratamientos

Actuar a tiempo para un rápido diagnóstico es fundamental para brindarle bienestar a las mascotas. En esta nota, un veterinario de Cipolletti explica sus síntomas y los modos de afrontarla.

Ejercicios de fisioterapia para perros con osteoartritis.

Ejercicios de fisioterapia para perros con osteoartritis.

Al igual que en las personas, la artrosis también aqueja a nuestros animales. Se trata de una enfermedad degenerativa crónica que daña a los huesos y a las articulaciones. Esta enfermedad causa dolor y una reducción de la flexibilidad de las articulaciones y puede afectar a cualquier articulación del perro, pero es más común en las articulaciones de la rodilla, carpo (muñeca), codo, cadera y columna vertebral.


Si bien la artrosis es una enfermedad que no tiene cura, pero existe tratamientos paliativos para aliviar el dolor que causa, además de reducir la inflamación de los tejidos afectados.
Puede darse en cualquier perro independientemente de la raza y la edad, aunque es mucho más común en perros de razas grandes y perros adultos.

El dolor de aparición progresiva puede no ser evidente hasta que se alcanzan niveles de degeneración articular importantes”.

Norberto Calandra, médico veterinario de Cipolletti.


Según Norberto Calandra, médico veterinario de Cipolletti, al tratarse la enfermedad de un proceso degenerativo y crónico- detectarla cuanto antes - sería lo más factible, aunque muchas veces cuesta identificar la artrosis en sus fases iniciales. “El dolor de aparición progresiva puede no ser evidente hasta que se alcanzan niveles de degeneración articular importantes”, indica y añade: “Además, la percepción del dolor es altamente subjetiva, por lo que dos perros con una lesión similar pueden manifestar síntomas muy distintos”.


Los síntomas más habituales de la artrosis en los perros son el letargo, la cojera, el entumecimiento de las articulaciones, la reticencia al movimiento, muestras de dolor al tocarlo, signos de agresividad al intentar palpar zonas muy doloridas.
El tratamiento tiene como objetivo reducir la inflamación y el dolor, además de frenar el progreso de la enfermedad y favorecer la recuperación de la movilidad de las articulaciones. “Para ello se utilizan medicamentos (analgésicos y antiinflamatorios), y se recomiendan una serie de ejercicios y fisioterapia. En los gatos es igual”, explica el profesional a RÍO NEGRO.
Si bien no existe un método preventivo ante esta dolencia, “la administración en tratamientos con complejos de glucosamina y sulfato de condroitina retardará el proceso, a partir de los 7 años, si es que aún no hay signos”, señala el profesional. “Actuar a tiempo para detectar la artrosis es el mejor método de prevención para que el animal tenga una vida saludable, con el tratamiento adecuado”, culmina Calandra.

Ideas para mejorar la calidad de vida

Zona de descanso óptima: procurar un lugar apropiado para sus problemas articulares. Una cama mullida que se adapte a su postura y mantas que mantengan el calor serán fundamentales para el bienestar de tu perro.
Deporte suave: un movimiento suave hará que el dolor sea más leve ante la permanencia inactiva, ya que el dolor será más intenso sobre sus articulaciones con el tiempo y puede llegar a atrofiarse.
Natación: el ejercicio en el agua tiene un menor impacto en las articulaciones y ayuda a fortalecerlas y disminuir el dolor.
Suplementos nutricionales: los suplementos nutricionales con omega 3, omega 6 colágeno y glucosamina es muy importante aparte de la medicación que le administre el veterinario.
Alimentación: para cuidar los huesos y articulaciones en función de sus necesidades es fundamental.
Sobrepeso: la alimentación baja en calorías y rica en fibra para evitar el exceso de peso.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Temas

Mascotas

Comentarios


Artrosis en animales: detección y tratamientos