Ayuda cordobesa





BUENOS AIRES (ABA) .- «¿Querés saber si va a haber quórum?… Hay 120 justicialistas que bajan, el resto los consigue este presidente», se ufanaba ayer con un dejo de picardía, el titular de la Cámara baja, Eduardo Camaño, una hora antes de que efectivamente el oficialismo consiguiera tratar la ley de responsabilidad fiscal.

Pero también se evidenciaba en su rostro que se estaba descomprimiendo de una jornada de agotadoras gestiones, con una definición agónica, porque casi toda la oposición -desde la derecha a la izquierda- se había abroquelado en la decisión de no bajar al recinto si el PJ no obtenía los 129 legisladores necesarios para habilitar el tratamiento.

Como el P.J contaba con 110 legisladores, necesitaba de un esfuerzo extra para obtener el quórum que les permitiera tratar la norma exigida por el gobierno. A lo que había que sumar reticencias internas. Entonces, resultó clave la «bajada de línea» del gobernador bonaerense, Felipe Solá, quien encolumnó a toda la tropa; y especialmente una gestión inesperada de su par cordobés, José Manuel De la Sota, en relación a los suyos.

Ello fue una muestra de que no sólo en el Senado, sino también en diputados, los legisladores muchas veces son una suerte de «apéndices» de los mandatarios provinciales. Solá consiguió también el consenso de los tres representantes del movimiento que conduce el ex comisario, Luis Patti que necesita de una buena relación con la provincia de Buenos Aires.

Pero quienes les sirvieron el plato fuerte al oficialismo fueron la mayoría de los diputados cordobeses. No sólo los justicialistas (incluyendo a la menemista Martha Alarcia), sino también los tres que responden al intendente de la capital, Luis Juez (Raúl Merino, Gumelsindo Alonso y Ana Richter) y Mauricio Bossa de la UCD de esa provincia. También el ex cavallista Guillermo Contini y «transversales» como Julieta Marino acompañaron la movida de Camaño.

Así, a las 18,55 el letrero del Palacio anunciaba 130 presentes, y entre aplausos comenzaba la sesión garantizando el triunfo del gobierno (ya que se aprueba por mayoría simple) y haciendo fracasar la estrategia opositora.

El gobierno había conseguido el aval del duhaldismo. Chiche Duhalde le decía a este medio que respaldaba la iniciativa por ser una herramienta para «evitar el default».

Claudio Rabinovitch

Nota asociada: Salía anoche la ley de responsabilidad fiscal  

Nota asociada: Salía anoche la ley de responsabilidad fiscal  


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Ayuda cordobesa