Bartomeu, el malo de una película sin final feliz para Messi en el Barcelona




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Otros tiempos, en la misma mesa. Bartomeu, presidente del Barcelona, junto a Lionel Messi.

Otros tiempos, en la misma mesa. Bartomeu, presidente del Barcelona, junto a Lionel Messi.

Las horas más oscuras para el Barcelona han llegado. Si el desastre deportivo frente al Bayern Múnich había mancillado como nunca antes el orgullo catalán, la decisión de Lionel Messi de dejar el club ha desencadenado un terremoto que amenaza con llevarse todo por delante. Incluido el nuevo proyecto de Ronald Koeman que ni siquiera tiene aún su piedra fundacional, aunque sí consecuencias.

Messi vio demasiada ingratitud en el modo impersonal con que la dirigencia del Barsa, vía Koeman, le comunicó a Luis Suárez (amigo personal de Lio) y Arturo Vidal que ya no tendrían lugar en el equipo. Dicen que a Messi no le gustó que el DT le hablara del “fin de los privilegios”, cuando nadie ha tenido más obligaciones que él en este Barcelona que José María Bartomeu, presidente del club, hizo todo lo posible por estrellar.

Hinchas del Barcelona pedían anoche por la dimisión de Bartomeu, en las cercanías del club catalán

Bartomeu es el malo de esta película sin final feliz. El titular blaugrana desoyó los insistentes pedidos de Messi sobre refundar el proyecto ganador que ideó Pep Guardiola, que poco a poco se fue deshilachando hasta romperse por completo en Lisboa.
Messi es, al fin y al cabo, el jugador más importante de la historia del Barcelona. Y si el mejor pide cambios antes de que todo explote, no es capricho ni arbitrariedad, es sólo necesidad. En agosto del 2017, Bartomeu dejó ir a Neymar “que si no está a gusto, puede pagar la cláusula e irse”. Cuando quiso volver sobre sus pasos, ya era tarde. ¿Pasará lo mismo con Messi?
Por estas horas el pueblo barcelonista le abre la puerta de atrás a Bartomeu, y le pide que sea él quien se vaya antes que su vanidad deje huérfano al Barsa de seguir teniendo en casa al mejor del mundo.


Comentarios


Bartomeu, el malo de una película sin final feliz para Messi en el Barcelona