Bernardi se negó al examen mental y presentó un certificado médico

Un psiquiatra le recomendó evitar el estrés y le dio “reposo” por dos días.



#

El camarista penal sigue detenido en Viedma y espera la apelación a su procesamiento.

CIPOLLETTI

CIPOLLETTI (AC).- El camarista Juan Bernardi no concurrió a la entrevista con el Cuerpo Médico Forense de Cipolletti. Tenía turno con el psicólogo ayer a la mañana, pero a última hora del lunes presentó un certificado médico para evitar el examen mental obligatorio. Un psiquiatra particular de Viedma le indicó reposo por 48 horas debido a la situación de “estrés” y a los “picos hipertensivos”.

La comisión policial que iba a trasladar al camarista estaba lista a las 20:30 del lunes. Incluso los efectivos ya habían cobrado sus viáticos por el recorrido de los 553 kilómetros. Sin embargo, a última hora Bernardi se rehusó a subir al patrullero y presentó el certificado. “No debe ser sometido a técnicas que le provoquen mayor estrés”, recomendó su psiquiatra particular, cuya identidad no se conoció. Aparentemente Bernardi está padeciendo “picos hipertensivos” por el estrés que le genera el procesamiento con prisión preventiva por un caso de presunta corrupción y facilitación de la prostitución de menores en Viedma.

El mismo lunes el defensor penal del camarista, Manuel Maza, interpuso un escrito ante el juzgado de Favio Igoldi y allí informó que el imputado “se niega a someterse a estudios psicológicos”. El examen mental obligatorio está previsto en el artículo 66 del Código Procesal Penal de Río Negro para todos los delitos graves. De todas formas, el imputado puede “abstenerse” de someterse a esa pericia, así como también puede negarse a declarar en la indagatoria.

El Cuerpo Médico Forense de Viedma interviene ahora para constatar los “picos hipertensivos” que el psiquiatra alegó en el certificado, en el que también le indicó 48 horas de reposo.

En un primer momento el examen mental iba a realizarse en Viedma, pero por una cuestión de imparcialidad el juez Igoldi resolvió solicitar un turno en el gabinete de Cipolletti.

Bernardi fue detenido hace ya casi diez días, después de que el Consejo de la Magistratura lo dejara sin fueros a pedido del juez Igoldi, quien el 28 de abril dictó el procesamiento con preventiva tanto a Bernardi como a Julio Antueque, el encargado de la chacra del camarista, donde habrían ocurrido los hechos imputados.

“Diligencia y prudencia”

Fernando Gauna Alsina, integrante al igual que Bernardi de la Asociación Pensamiento Penal, pidió ayer “prudencia” por parte de los funcionarios judiciales que llevan la causa. “Cualquier imputación emparentada con delitos sexuales trae consigo inconmensurables secuelas en el plano personal y social que difícilmente puedan repararse con el tiempo. Esto requiere que la actuación de los operadores jurídicos sea diligente y al mismo tiempo prudente. Y tengo serios indicios para presumir que los funcionarios que se encuentran a cargo de la investigación, así como los integrantes del Consejo de la Magistratura de la provincia, no estarían haciendo gala de esa virtud”, opinó.


Comentarios


Bernardi se negó al examen mental y presentó un certificado médico