Boca quiere revancha y Ríver seguir de fiesta

Juegan el segundo partido del año, desde las 22:10, en el estadio de Mar del Plata.



MAR DEL PLATA (DyN) – A sólo unos días del primer emocionante y polémico superclásico del verano, Boca Juniors y Ríver Plate volverán a verse las caras esta noche, a partir de las 22:10, en el estadio “José María Minella” de Mar del Plata, en este caso para jugar la denominada “Copa Revancha”.

La principal novedad estriba en que el técnico uruguayo Oscar W. Tabárez decidió reservar buena parte de su potencial, entre ellos el armador y estrella Juan R. Riquelme, mientras que Ríver se privaría únicamente de los servicios del jujeño Ariel A. Ortega.

El agónico empate de Ríver el miércoles último en Mendoza, algunos roces producidos a lo largo de los noventa minutos y la polémica definición, gracias al grosero error del línea Juan Carlos Díaz, quien no convalidó el penal convertido por Omar Pérez, hacen que esta “Copa Revancha” tenga más deseos de revancha que nunca por el lado de los boquenses.

Riquelme quedaría al margen a causa del desgaste físico al que se vio sometido últimamente, mientras que la ausencia del “Burrito” podría deberse a un descanso que le daría el “Pelado” Díaz no muy conforme con sus últimas actuaciones.

Esta modificación, aseguran algunos, le abriría la posibilidad al uruguayo Daniel Fonseca para jugar desde el arranque junto con la otra reciente incorporación, Juan Esnaider.

En Boca, el uruguayo Tabárez también podría hacer otras modificaciones, especialmente en la defensa, en la que sólo conservarían su lugar Roberto Abbondancieri, en el arco, y Diego Crosa, de gran trabajo en su debut con la camiseta de los “xeneizes”.

A este movimiento también se le sumará el que el técnico “xeneize” deberá hacer en la delantera para reemplazar al “mellizo” Guillermo Barros Schelotto, quien fue expulsado el pasado miércoles y está suspendido.

Los juveniles Ariel Carreño y Carlos Tévez aparecen como los principales candidatos a ocupar ese lugar.

En Ríver también habrá algunos movimientos, unos obligados y otros tácticos.

El paraguayo Pedro Sarabia será el reemplazante de Ariel Garcé, expulsado ingenuamente en el primer superclásico, mientras que su compatriota Ricardo Rojas ocuparía la posición de Matías Lequi, quien no dejó conforme para nada conforme al “Pelado” Díaz en el primer partido.

Más allá del partido, en Mar del Plata hay preocupación por el tema de la violencia, debido a que los antecedentes en la ciudad feliz no auguran una noche tranquila.

Por eso, con la esperanza de que la fiesta del fútbol le gane a la violencia, esta noche Boca y Ríver, más allá de los nombres, jugarán otro superclásico que se disfrutará o sufrirá, depende del equipo que gane, como si fuera un partido oficial.

Tabárez no se arriesga por un resultado

TANDIL (Télam, enviado especial) – El entrenador de Boca, Oscar W. Tabárez, expresó ayer que “por un resultado no se pueden correr riesgos”, y con esas apreciaciones el técnico uruguayo dejó en claro que los objetivos de su equipo no pasan por los torneos de verano y los amistosos contra Ríver.

“En esta etapa de la preparación no se pueden correr riesgos en función de un resultado, que tiene su importancia, pero en este momento no es de vida o muerte”, aseveró Tabárez.

El técnico de Boca dejó en claro que esta noche en Mar del Plata no jugarán los titulares, entre ellos Juan Román Riquelme, quien padece de una molestia en los gemelos de su pierna derecha.

“Yo no puedo confirmar el equipo porque tengo que ver todavía como están los jugadores, la idea es equilibrar las cargas de trabajo”, comentó Tabárez, reafirmando la idea de que presentará en el superclásico un conjunto alternativo.

De todos modos, el entrenador de Boca dejó en claro que sus dirigidos buscarán esta noche ante Ríver jugar bien y ganar, diferenciándose claramente de Ramón Díaz, quien ayer aseguró en Buenos Aires que “lo único que importa son los resultados”.

“Vamos a ir a Mar del Plata con los mismos objetivos que llevamos a Mendoza, queriendo ganar y jugar bien, sabiendo que estas dos cosas van de la mano”, puntualizó.

Tabárez señaló estar conforme con el trabajo que vienen realizando sus jugadores, tanto en las prácticas como en los partidos.

“Considerando el momento en el que estamos, con la carga física que reciben los futbolistas, que influye mucho en su rendimiento, que hayan salido adelante y que jugarán bien me deja muy conforme”, subrayó.

En las últimas horas mucho se habló del festejo de los jugadores e hinchas de River, después de vencer a Boca por penales en Mendoza.

En Boca parece que asimilaron rápido la derrota y evidentemente en el cuerpo técnico mucho dolor no causó la derrota porque en Mar del Plata, más allá de que van a querer ganar, que Tabárez ponga un equipo con suplentes demuestra que tienen la mente puesta más que en el superclásico en el comienzo de los torneos oficiales.

“Yo predico el equilibrio tanto para festejar como para digerir una derrota. Se juegan muchos partidos en el profesionalismo y uno no puede quedarse pensando en un encuentro mucho tiempo”, destacó.

Córdoba cumple su sueño en Italia

PERUGIA (Télam-SNI) – El ex arquero de Boca Juniors, el colombiano Oscar Córdoba, fue presentado ayer como nuevo jugador de Perugia y afirmó que jugar en Italia es “cumplir un sueño” aunque resaltó que en ningún lugar del mundo encontrará el “calor popular” de la “Bombonera”.

Córdoba aseguró que “jugar en Italia era un desafío que tenía pendiente” y que, si bien hizo todo lo posible para que la transferencia se realice, su alejamiento de Boca no fue acelerado por la crisis económica y social de Argentina.

“La crisis económica de Argentina no influyó en mi elección de incorporarme a un equipo italiano” y resaltó que “en ningún estadio del mundo encontraré el mismo calor del público que en la “Bombonera”, donde jugué durante los últimos cuatro años”.

El colombiano, que el año anterior fue elegido el segundo mejor jugador sudamericano detrás de su compañero de equipo Juan Ramón Riquelme, debutará mañana frente al Verona, por la vigésima fecha del “calcio”.

“Estoy en condiciones de jugar ya, aunque necesitó de un par de semanas para adaptarme al fútbol italiano, que es diferente al sudamericano”, afirmó.

Córdoba destacó que “la función del arquero es distinta, ya que en Italia se marcan goles de todas las posiciones”.


Comentarios


Boca quiere revancha y Ríver seguir de fiesta